Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
Panel

Panel "La cadena de valor en el diseño de empaques sustentables", en el marco de Plastimagen Light.

En el marco de Plastimagen Light 2021, el ciclo de conferencias virtuales de Plastimagen Forum en su quinto día de actividades, incluyó una interesante conversación a través del panel “La cadena de valor en el diseño de empaques sustentables”.

Los expertos invitados compartieron las acciones que se han llevado a cabo en materia de sustentabilidad en los distintos eslabones de la cadena de valor de un producto envasado, así como distintos conceptos relacionados con la economía circular en el desarrollo de productos, desde la materia prima hasta su manejo posconsumo.

El envase forma parte de un sistema

Jorge Maquita, director de Packinnovation Consulting, con más de 40 años de experiencia en la industria, señaló que un envase sustentable forma parte de un sistema que tiene que ver con el producto.

“Su función es proteger al producto en todo su ciclo de vida, desde que el producto es envasado, mientras se transporta y llega al anaquel de venta sin maltratarse, y cuando se le entrega al consumidor. Así mismo, el manejo posterior de este residuo forma parte de su proceso”.

También indicó que el empaque de un producto debe ser costeable, pues cualquier incremento juega en contra del consumidor y de las comunidades. Como dato para la audiencia, de acuerdo con el experto, en materia de alimentos, el porcentaje del costo total del producto que ocupa el empaque suele ser del 30 al 40%, y debe estar en función de la protección que requiera el producto y no más allá. 

Maquita también detalló que, en materia de desarrollo del empaque, un error común es sobre diseñar los envases por seguir criterios de mercadotecnia acerca del tamaño del envase o para alargar la vida de anaquel de los productos, lo cual “solo incrementa los costos y el uso de una mayor cantidad de materias primas que lo hacen poco sustentable, aunque pueda venderse con reciclable”.

La sustentabilidad en la mente del consumidor

Sobre la confusión que existe alrededor de los conceptos de sustentabilidad y reciclabilidad, Fabián Sánchez Navarro, Packaging Coordinator de HERSHEY´s México, dijo que a menudo las personas piensan erróneamente que si un material es reciclable es también sustentable, o que solo es completamente sustentable cuando es compostable o biodegradable.

“Una parte de la solución es entregar información al consumidor en el mismo empaque para que sepa qué hacer con él y evitar que se convierta en basura”, apuntó.

Al respecto, Gabriel Santos, director de Desarrollo Empresarial de Zubex Industrial, mencionó que se trata de un problema complejo que refleja falta de conocimiento de los consumidores y que es necesario, desde la trinchera de los desarrolladores de envases y generadores de productos, acercar la información básica a los clientes, usuarios, cámaras y asociaciones industriales y al gobierno.

“En nuestro caso, una parte la hacemos hacemos a través de las redes sociales, explicando de manera breve conceptos sobre qué es compostable, qué es biodegradable, qué es reciclable”. Otro tema aparte, señaló, es que el gobierno invierta en la infraestructura necesaria para hacer realidad esos procesos, una vez que los empaques son desechados.

Sobre el tema, Jorge Maquita, enfatizó en la tarea de enganchar al consumidor con la sustentabilidad. Como estrategia para lograrlo sugirió traducir a términos llanos y entendibles para todos, los impactos en el ambiente que tiene la implementación de un envase sustentable.

“No importa qué tanto se hable de sustentabilidad. El consumidor solo se va a enganchar con la sustentabilidad cuando sepa en concreto de qué manera está salvando al planeta”.

El ideal del cero desperdicio

Por su parte, Hiram Cruz, director general de la Asociación Mexicana de Envase y Embalaje, AMEE, quien fungió como moderador del panel, compartió que en esta industria el 50 % del consumo de los envases está enfocado a alimentos y bebidas, de donde han surgido más desarrollos en materia de empaque, muchos de ellos dirigidos al ideal de alcanzar cero desperdicios.

Sobre ello, Gabriel Santos indicó: “nosotros como fabricantes de empaques tenemos una parte de la solución y la otra está en quien fabrica el producto (…) Es necesario integrarnos a las nuevas tecnologías diferenciadas de empaque para utilizar el menor material posible, y entregar un empaque confiable, seguro, inocuo, con calidad y que contiene un producto con las mismas características; además de hacerlo accesible para todo el mundo.”

Por último, Fabián Sánchez dejó en claro que el compromiso de los dueños de marca en materia de sustentabilidad del empaque es total, como lo demuestran las distintas iniciativas de HERSHEY´s México, cuyos materiales de empaque son 100% reciclables.

CONTENIDO RELACIONADO