• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
04/01/2018 | 1 MINUTOS DE LECTURA

Investigación de superplásticos en la UASLP

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La Universidad Autónoma de San Luis Potosí informó sobre la investigación de metales superplásticos, que se pueden utilizar en manufactura de partes automotrices, industria aeronáutica, aviones, paneles, entre otros.

La Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) informó que el doctor Mitsuo Ramos Aspeitia investigador de la Facultad de Ingeniería, realiza una investigación sobre los metales súper plásticos, llamados el eslabón perdido, los cuales son un tipo de material que es metal y tiene la particularidad de que se comportan como plásticos, pues poseen la capacidad de deformarse como lo hacen los plásticos, aunque con muy baja resistencia mecánica.

“La aplicación para el conformado de piezas es limitada, es ahí donde entran los materiales súper plásticos, que son aleaciones metálicas que tienen todas las características de resistencia, propiedades de dureza y además la capacidad de deformarse igual o más que un polímero, con lo cual se pueden utilizar para fabricar una serie de productos de manera más sencilla con menos costos energéticos”, indicó.

Agregó que este tipo de materiales se encuentran en la vida cotidiana desde hace años, en manufactura sobre todo de partes automotrices, industria aeronáutica, aviones, paneles, “algunas partes de la estructura del avión se conformaban con súper plástico utilizando aleaciones de base aluminio y titanio, resistentes mecánicamente hablando para cubrir necesidades de lo que implica la operación de un avión. La ventaja de deformar de una sola operación un metal, es que se evita el hecho de utilizar lo que antes se hacía como diferentes partes u operaciones”.

Del avance en el terreno de los metales súper plásticos, manifestó es un fenómeno interesante, pero con sus limitantes, y refirió que el problema es que se necesitan grandes temperaturas para hacer el proceso y requiere llevarse de una manera lenta, al final limita sus aplicaciones potenciales a nivel industrial para un proceso en producción.

 “Lo que estamos tratando de hacer es cómo lograr este fenómeno de supera plasticidad, esa capacidad de deformación en alta rapidez para traducirlo en un proceso industrial de volumen mayor, y también lograrlo a temperatura ambiente con lo que se disminuirían los costos de producción”, indicó.

Finalmente dijo que el anhelo de la súper plasticidad es hacer una pieza en una sola operación, por ejemplo, generar un automóvil en una sola operación. Y con ello vamos poco a poco y bien.


 

CONTENIDO RELACIONADO

  • Los bioplásticos florecen en México

    Empresas ya consolidadas, emprendimientos y proyectos académicos le apuestan al desarrollo de bioplásticos. Con fuentes locales como agave, aguacate, frutas y quitosano, las propuestas no dejan de sorprender.

  • Detrás de la producción del PET

    A los transformadores de PET les conviene entender los procesos detrás de la producción de sus materias primas. ¿Cómo se sintetiza el monómero base para la producción de sus resinas?

  • Rendimiento del polietileno: la densidad sí importa

    En el polietileno, la densidad proporciona otro mecanismo para controlar las propiedades. No obstante, debe ser correctamente especificada.


Temas relacionados