• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
27/01/2020 | 1 MINUTOS DE LECTURA

Utilizan polímeros para limpiar agua de autolavados y pozos profundos

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La Dra. Judith Cardoso, de la UAM Iztapalapa, dirige un equipo científico que emplea polímeros para potabilizar el agua y combatir la contaminación atmosférica. Entérese.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Un equipo científico de la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa, coordinado por la profesora Judith Cardoso, diseñó dos procesos para limpieza de agua en lavados de autos y pozos profundo, basados en polímeros.

De acuerdo con información publicada por Dossier Político, para el lavado de autos se emplea un material de origen biológico que se une a un polímero y desencadena un proceso que interactúa con las partículas suspendidas en el agua que se aglomeran y se sedimentan, lo cual permite limpiar el agua, mientras que el lodo obtenido sirve para la elaboración de compostas.

Por otra parte, en colaboración con el Instituto Politécnico Nacional (IPN), trabajan en un proyecto de resinas basadas en productos poliméricos para eliminar metales pesados, por ejemplo, cromo 6 y arsénico, que son difíciles de remover del agua que se extrae de pozos profundos en zonas semiáridas. Para este proyecto se trabaja por medio de la electrodesionización en una celda electroquímica.

Le puede interesar: Polímeros son usados en semiconductores para descontaminar agua

De acuerdo con la doctora Judith Cardoso Martínez, profesora del Departamento de Física de la UAM Iztapalapa, su grupo de trabajo ha avanzado en el diseño de una metodología para tratar el agua de las industrias que requieren grandes cantidades del recurso, particularmente los autolavados, en los que han puesto plantas prototipo que han permitido una recuperación de 95 por ciento.

Con respecto al proyecto que realizan con el IPN, este se enfoca en el estudio y uso de resinas basadas en productos poliméricos para eliminar metales pesados —cromo 6 y arsénico— difíciles de remover del agua que se extrae de pozos profundos en zonas semiáridas.

Otro proyecto más se basa en resinas para absorber y mitigar el dióxido de carbono (CO2) en el ambiente. Al concentrar el CO2 en las resinas será posible generar productos de mayor valor agregado para transformarlo en etanol, metanol, biocombustibles o bien otros compuestos que se usan como materia prima.

Y en el campo de la medicina, otro grupo de investigación está usando los polímeros para plataformas o soportes a fin de regenerar médula espinal, y han estado trabajando en diferentes campos de la biomedicina para ayudar a personas que han sufrido accidentes y sufren daños de manera irreversible.

Agregó que las investigaciones que realiza han recibido apoyo del Conacyt, la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Ciudad de México y la UAM.

CONTENIDO RELACIONADO