Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
GrafGuard 280-50N, de NeoGraf.

GrafGuard 280-50N, de NeoGraf.

NeoGraf Solutions agregó al portafolio de aditivos retardantes en escamas de grafito expandibles, no halogenados y no inflamables, un nuevo aditivo a base de grafito, diseñado para aplicaciones de plásticos que requieren un retardo de llama excelente, en los sectores de la construcción (techos en PP), aeroespaciales y de tránsito.

GrafGuard 280-50N está dirigido a la industria de los termoplásticos, específicamente a los polímeros especializados con altas temperaturas de procesamiento, incluidos los materiales compuestos y los sistemas multifuncionales con altos puntos de fusión para aplicaciones tanto moldeadas por inyección como termoformadas. Con un tamaño de partícula de 300 micrones (malla 50), GrafGuard 280-50N tiene una temperatura de inicio de set de 280 ºC (536 °F), la más alta del mercado según GrafGuard.

Esto les permite a los usuarios procesar materiales a temperaturas más altas para aprovechar la intumescencia proporcionada por la familia de productos GrafGuard, que forman una capa grande y gruesa de carbón que protege el polímero base del calor de las llamas. GrafGuard afirma que no hay reacción por debajo de 280 ºC (536 °F), sin pérdida volátil y sin hinchazón visible.

Según el gerente de producto, Jeff Gough, el nuevo GrafGuard 280-50N permite a los clientes el uso del aditivo en una gama mucho más amplia de termoplásticos, incluidos PP, PS, PET, nylon y ABS, un rango mucho mayor que los productos anteriores de la empresa.

Los clientes actuales de GrafGuard que utilizan un sistema secador de material para eliminar el exceso de humedad o solventes de sus sistemas, a menudo encuentran que la temperatura de secado es la temperatura máxima de procesamiento, lo que limita los grados de grafito GrafGuard que pueden utilizar. “Si necesitan secar el material a temperaturas muy altas para eliminar el solvente o eliminar rápidamente la humedad, el nuevo GrafGuard 280-50N les permite usar altas temperaturas para el secado sin afectar la calidad, propiedades o rendimiento”, dice Gough.

Dependiendo del polímero, las temperaturas de procesamiento tienen que ser más altas que la temperatura de fusión, por lo que muchos termoplásticos se procesan por encima de los 428 °F y esto puede ser problemático para el anterior GrafGuard 250-50N. El nuevo GrafGuard 280-50N está mucho más latente a estas temperaturas y por encima de aproximadamente 536 °F, lo que les permite a los usuarios utilizar parámetros de procesamiento típicos y simplemente agregar el GrafGuard 280-50N como retardante de llama activo.

Según NeoGraf, el nuevo aditivo retardante de llama es una novedad en el campo de los termoplásticos, ya que no hay aditivos de grafito en el mercado que funcionen correctamente a altas temperaturas de procesamiento.

“Existen algunos productos químicos que pueden competir con estos materiales, pero la mayoría de los productos químicos retardantes de fuego tradicionales reaccionan alrededor de los 482 °F, por lo que serían difíciles de incorporar en aplicaciones de alta temperatura. La principal excepción sería el hidróxido de magnesio, que recomendamos como material sinérgico para su uso con GrafGuard 280-50N”, explica Gough.

CONTENIDO RELACIONADO