Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
Con ayuda del configurador de sistemas de amarre pueden configurarse y pedirse placas P estándar y especiales adaptadas al sistema de amarre de punto cero del cliente.

Con ayuda del configurador de sistemas de amarre pueden configurarse y pedirse placas P estándar y especiales adaptadas al sistema de amarre de punto cero del cliente.

Según Meusburger, con un sistema de amarre de punto cero pueden reducirse significativamente las horas anuales que una planta dedica a la puesta a punto de cada máquina. Este proveedor anunció que sus clientes pueden solicitar que se incorporen a las placas taladros para los pernos de su sistema de amarre de punto cero. Con este servicio adicional, se optimiza la cadena de valor para el mecanizado de placas.

El taladrado de agujeros para los pernos de sujeción de un sistema de amarre de punto cero no solo requiere tiempo, ocupa también recursos de mano de obra y maquinaria que las empresas de fabricación de moldes podrían estar destinando a sus competencias básicas, como hacer una cavidad, por ejemplo.

“Con el nuevo servicio de Meusburger el cliente se ahorra este paso completo, puesto que la placa le llega con los taladros ya hechos. Está disponible para la gama de placas P (estándar y especiales) y se solicita en la tienda Meusburger, mediante un configurador nuevo e intuitivo al que se accede haciendo clic en un botón del grupo de productos placas”, compartió la empresa a través de un comunicado.

Una vez en el configurador de sistemas de amarre, se escoge entre tres tipos de sujeción: el tipo A para fijar el perno directamente a rosca, el tipo B para fijarlo mediante un taladro centrador avellanado y pasante en la cara posterior y el tipo C para fijarlo en una mordaza para máquinas. A continuación, se selecciona el fabricante, el sistema y el tipo de perno correspondientes.

En el siguiente paso se define el número de pernos y la distancia deseada mediante un patrón de distancia entre columnas o mediante coordenadas concretas. También puede desplazarse el punto cero. Los tamaños de los taladros de ajuste vienen predeterminados, pero hay otros parámetros, como la profundidad de la rosca o del avellanado para centrar, que pueden modificarse dentro de unos márgenes definidos. Los parámetros introducidos también se muestran en una animación en tiempo real, para mayor fiabilidad del proceso de configuración.

El cliente también puede descargar los datos en 3D de inmediato, como de costumbre, y consultar más información sobre la placa configurada o solicitarla.

CONTENIDO RELACIONADO