• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
16/06/2020 | 7 MINUTOS DE LECTURA

La industria del packaging en tiempos de COVID-19

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Plastics Technology México habló con Lilián Robayo, Directora de Medios para América Latina de PMMI, acerca de la reconfiguración de este sector durante la pandemia.

Lilián Robayo, Directora de Medios para América Latina de PMMI.

Lilián Robayo, Directora de Medios para América Latina de PMMI.

Plastics Technology México: ¿Por qué la industria de fabricación de empaques debe ser considerada como actividad esencial durante el COVID-19?

Lilián Robayo: La consideración de la industria de empaque como una de infraestructura crítica esencial en medio de la crisis del COVID-19, que enfrentamos hoy, obedece a distintos factores. De un lado, y el más evidente, es la función de protección que brindan los empaques y embalajes para los productos de primera necesidad, lo mismo que la flexibilidad y seguridad que permiten para su transporte y distribución. 

En cualquier momento, y no solo en estos tiempos de restricciones y limitaciones a la movilidad, los empaques son sinónimo de seguridad y eficiencia en la logística de los alimentos. Su relación estrecha con sectores claramente esenciales como los de alimentos, bebidas, medicamentos y artículos de higiene, limpieza y desinfección, entre otros, le determinan esa categoría. Los empaques tienen entonces un rol estratégico esencial.

Diversas normas recientes eximen al sector de empaques de restricciones, al asociarlo con las actividades que participan en la cadena de abastecimiento del mercado y en el funcionamiento de los servicios de los centros de producción de bienes y servicios de primera necesidad. Disrupciones en la cadena de suministro de los empaques pueden traducirse en severas dificultades para la seguridad alimentaria en medio de la actual pandemia.

Un segundo aspecto tiene que ver con su capacidad para garantizar la higiene y asepsia de los productos contenidos, un tema que cobra en estos momentos una importancia clave para salvaguardar no solamente la salud sino la vida de las personas. Las percepciones de los consumidores sobre la seguridad de los bienes que compran se basan en gran medida en la calidad de los empaques y de sus materiales.

Consideramos que en estos momentos nadie se sentiría seguro adquiriendo un producto con un empaque que no ofrezca tranquilidad sobre su inocuidad, e incluso las preferencias se orientan hoy más hacia los productos con empaques que a los desempacados. Con seguridad habrá mucha resistencia a consumir alimentos vendidos sin envoltura.

PTMX: Ante la pandemia del COVID-19 ¿qué oportunidades se vislumbran para la industria de empaques en el corto y largo plazo en México y Latinoamérica?

Lilián Robayo: Tal vez una de las oportunidades que ha abierto la pandemia para los empaques es la posibilidad de demostrar su papel crucial en el aseguramiento de la salud e integridad de los consumidores. Reforzar esa función puede ser una fuente de grandes oportunidades, creando en los consumidores la necesaria tranquilidad que buscamos todos en estos momentos.

En una situación como la actual, en la que los empaques reutilizables y para refill despiertan muchas prevenciones, un énfasis en la higiene puede ser también muy apreciada en productos de consumo masivo.

Innovaciones como las de empaques antibacteriales o que garanticen niveles óptimos de asepsia, tendrán gran acogida no solo en los mercados desarrollados, sino en los del mundo entero. Envases, por ejemplo, con funcionalidades activas para combatir patógenos tienen un campo muy importante para la innovación en el futuro inmediato.

También se ha visto el papel fundamental que el comercio electrónico ha jugado para el suministro ágil de muchos de los productos que los consumidores están demandando desde sus hogares debido al confinamiento. Los consumidores más senior que se resistían a utilizar internet para sus compras, se han visto abocados a hacerlo impulsando un crecimiento muy importante en este tipo de compras por ejemplo de vegetales y frutas. De acuerdo con un informe de mayo 2020 de la firma Kantar, en América Latina el  e-commerce ha crecido más de 300 por ciento a raíz de la pandemia, y esto va a generar grandes oportunidades para que las marcas puedan desarrollar empaques que generen experiencias positivas y conecten con los consumidores. Aquí los diseñadores tendrán importantes retos para posicionar a sus empaques como canales de comunicación esenciales de sus marcas.

Es importante tener en cuenta que las propiedades y funcionalidades de los empaques para comercio electrónico son muy distintas a las que deben tener para los canales de venta convencional. Habrá grandes oportunidades para diseñar empaques que se ajusten a este modelo —tanto desde el punto de vista gráfico como estructural— será también un espacio de aprovechar los canales digitales para una comercialización más eficiente y rentable.

Y si algo ha dejado claro la pandemia es cómo las tecnologías digitales, de automatización, de acceso remoto a las plantas de producción en las industrias de bienes de consumo empacados serán un recurso cada vez más valioso, especialmente por las limitaciones de distanciamiento social, reducción de viajes y limitaciones logísticas que no permiten el desplazamiento físico.  Tecnologías de acceso remoto para monitorear el estado de los equipos y la maquinaria en las plantas, como las herramientas de realidad aumentada o de realidad virtual, están siendo y serán esenciales en esta coyuntura para acercar a las personas y a las empresas.

PTMX: También de cara al COVID-19 ¿qué retos debe afrontar la industria?

Creo que los retos se asocian estrechamente con el aprovechamiento de esas mismas oportunidades, aunque algo que ha resaltado la crisis de la COVID-19 es la importancia de consolidar la cadena de suministro de la industria. En una encuesta que realizamos en Mundo PMMI, con la participación de más de 1,000 de nuestros lectores, productores de bienes de consumo empacados pudimos ver cómo un 30 por ciento de quienes afirmaron haber sentido disrupciones en su cadena de suministro señalaron que estas se relacionaron de manera importante con el suministro de materiales de empaque. Las restricciones a la movilidad han demostrado que la gran importancia que representa hoy contar con proveedores aliados, homologados, cercanos geográficamente, que aseguren un abastecimiento oportuno.

Pero volviendo a la cercanía que existe entre las oportunidades y los retos, la innovación para desarrollar empaques que cumplan con las exigencias de la bioseguridad estará en la lista de prioridades. La crisis también ha revelado el papel que algunos materiales juegan en circunstancias como las que vivimos. Materiales y aplicaciones que ha vivido una fuerte estigmatización, como los plásticos de un solo uso y los empaques desechables, han demostrado su gran valor en estos momentos.

El uso de los envases de plástico también se intensificará, pues el plástico demuestra su valor para prevenir la expansión de las infecciones por sus características higiénicas y de protección. El reto en este punto consiste en potenciar sus propiedades, cumpliendo a la vez con los preceptos de la Economía Circular hacia empaques más sustentables, reciclables o compostables, que utilicen menos recursos no renovables y que integren un volumen mayor de contenido reciclado.

PTMX: La industria del empaque venía trabajando bajo la bandera de la Economía Circular, ¿qué sucede ahora con la Economía Circular en el escenario del COVID-19?

Creo que el trabajo de las empresas bajo la bandera de la Economía Circular no se ha detenido. Las prioridades pueden haber cambiado un poco como producto de la necesidad de responder a la pandemia, pero podría afirmar con confianza que los conceptos de la Economía Circular y la sostenibilidad cada vez se abren mayor camino en la industria, y que están ya en el ADN de muchas empresas y marcas importantes. La Economía Circular y la crisis del COVID-19 no se excluyen mutuamente. Incluso la percepción de los consumidores y su consciencia ambiental se ve impactada y estimulada por la crisis de la pandemia.

Un nuevo informe de inteligencia de mercados preparado recientemente por la Asociación para las Tecnologías de Envasado y Procesamiento, PMMI, me ayuda a enmarcar la respuesta a esta pregunta. Con entrevistas a 60 empresas (entre firmas dueñas de marca (CPG, en inglés), fabricantes de equipos originales (OEM, en inglés), proveedores de materiales, empacadores por contrato) este estudio sobre la sostenibilidad en los empaques Packaging Sustainability : A Changing Landscape 2020”, realizado antes de que el coronavirus se convirtiera en una pandemia, concluyó que las empresas avanzaban decisivamente en su deseo de producir empaques más amigables con el entorno reduciendo el desperdicio, utilizando materiales sostenibles, reciclables, y diseñándolos para hacerlos retornables y reutilizables. Incluso se destacaba el hecho de que una cuarta parte de los participantes en la encuesta estaba comprando maquinaria justamente para abordar estos objetivos.

Ahora, el panorama puede haber cambiado un poco. Aunque siguen siendo válidas las tendencias registradas por el informe, muchos otros aspectos se enfatizarán en los esfuerzos de sostenibilidad de los empaques, como su seguridad, su producción higiénica, y la verificación de inocuidad. Pero considero que la sostenibilidad en los empaques es un tema en el que se ha avanzado ya mucho y ha pasado de ser una tendencia a convertirse en una transformación global demandada por los consumidores y atendida con efectividad por los productores.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados