Transporte para protección de la resina, de Conair

Con un nuevo sistema que permite disminuir y controlar la velocidad del transporte de resinas, Conair propone una solución a los problemas relacionados con el maltrato de los pellets, la formación de cabellos de ángel y el desgaste de las tuberías de la línea.


Temas relacionados:

Proveedores relacionados

Conair ha venido presentando en las principales ferias industriales del último año su sistema para manejo de materiales R-PRO (por su nombre en inglés Resin Protection Conveying System). Se trata de un sistema de transporte por vacío que ha sido desarrollado para minimizar la fractura de pellets, el cabello de ángel y el desgaste del equipo. “El R-PRO cuenta con un mecanismo que permite graduar la velocidad de los pellets dentro de la tubería de transporte y de esta manera evitar la formación del tan temido cabello de ángel, así como el desgaste de la tubería, que se produce transportando material en vacío a alta velocidad”, comentó en entrevista para Plastics Technology México Bill Hricsina, gerente de negocios internacionales de Conair. “Este sistema va a cambiar las reglas del juego en manejo de materiales y va a ser algo que los clientes van a adoptar rápidamente”, agregó.

El nuevo R-PRO transporta lotes compactos de material a velocidades bajas, entre 1,3 y 6,1 m/s, y permite ajustar la velocidad de transporte dependiendo de la demanda en la planta.

Según, voceros de Conair el sistema R-PRO ofrece un enfoque revolucionario para el transporte por vacío. Los pellets se mueven a velocidades lentas en lotes densos de material. Las velocidades de los materiales varían desde tan lento como 70 m/min (230 pies/min) hasta 366 m/min (1200 pies/min). Esto puede ser comparado con el transporte convencional de fase diluida de alta velocidad, donde 1372 m/min (4500 pies/min) es una velocidad típica baja y las velocidades de hasta 829 m/min (6000 pies/min) son comunes.

A estas altas velocidades, los pellets dejan rastros en la tubería de aluminio, deformándola y creando largas tiras o “cabello de ángel” que pueden obstruir el sistema. Los materiales frágiles (estireno o policarbonato) pueden romperse, creando polvos, partículas y pellets duros. Así mismo, especialmente los materiales abrasivos, como las resinas con fibra de vidrio y o las que tienen otros rellenos minerales, desgastan rápidamente el interior de las líneas de transporte causando fugas y fallas en el sistema.

El Sistema R-PRO reduce drásticamente la gravedad de todos esos problemas. Formado principalmente por los componentes de transporte de vacío estándar, el sistema R-PRO tiene flujos más lentos y menos dañinos para la resina sin limitar el rendimiento. “Encontramos la forma de desacelerar la velocidad a la que se transporta el material y  así procuramos que los transformadores usen la resina para sus procesos con la calidad con la que  la compran de fábrica, sin afectaciones por el manejo que se ha hecho de ellas”, aseguró Doug Brewster, gerente de producto del área de transporte de Conair y creador del R-PRO.

 

Contenido relacionado

Conair le apunta a todos los nichos del mercado en México

En los últimos años, Conair ha extendido su alcance y sus servicios en México.