• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
01/10/2020 | 5 MINUTOS DE LECTURA

Bolsa de PEAD, la de menor impacto ambiental de acuerdo con estudio

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

ANIPAC e INBOPLAST presentaron los resultados de un análisis del ciclo de vida de bolsas de supermercados y tiendas de conveniencia, elaborado por CADIS, que contrastan con las prohibiciones de las bolsas plásticas de PEAD y PP en diversas entidades.

La Asociación Nacional Industriales del Plástico A.C. (ANIPAC) y los Industriales de Bolsas Plásticas de México (INBOPLAST) presentaron en conferencia de prensa virtual los resultados finales del “Análisis de Ciclo de Vida: Huella ambiental de bolsas de supermercados y tiendas de conveniencia”.

El estudio compara la huella ambiental de las bolsas de supermercado y tiendas de conveniencia de diversos materiales: Polietileno de Alta densidad (PEAD), PEAD + Aditivo, Polipropileno (PP), Polietileno de Baja Densidad (PEBD), Papel, Bioplástico (PLA) y Algodón, utilizadas por las familias mexicanas principalmente para contener y acarrear las compras del supermercado y tiendas de conveniencia en la Zona Metropolitana del Valle de México, Querétaro, Monterrey Guadalajara, en un año.

Las bolsas además presentan usos secundarios como recolectar y tirar basura, guardar pan y transportar ropa, entre otros.

Huella de carbono en bolsas para supermercados y tiendas de conveniencia.png

Huella de carbono en bolsas para supermercados y tiendas de conveniencia.

El análisis fue realizado por el Centro de Análisis de Ciclo de Vida (CADIS), una organización científica que aporta conocimientos para fortalecer el Consumo y la Producción Sustentable, a través de herramientas para la Gestión del Ciclo de Vida estandarizadas internacionalmente por la Organización Internacional de Estándares (ISO), entre las que destaca el Análisis de Ciclo de Vida (ACV).

El análisis de ACV presentado considera desde la extracción de los materiales, su manufactura, transporte, uso, disposición final y diferentes impactos, como la huella ambiental que integra impactos potenciales al aire, agua, suelo y recursos que ocurren durante el ciclo de vida de las bolsas.

Resultados que contrastan con las prohibiciones

Para el análisis de la huella ambiental ISO140 se consideró: el incremento de la temperatura atmosférica debido al aumento de Gases de Efecto Invernadero (huella de carbono); presencia de ozono (smog) a niveles bajos de la atmósfera; disminución de las reservar de combustibles fósiles y la disponibilidad de recursos minerales; contaminación de cuerpos de agua y generación de lluvia ácida.

Juan Álvaro Hernández de la Cerda, presidente de INBOPLAST, explicó que al realizar una equivalencia entre la huella de carbono de las bolsas para acarrear las compras de una familia durante un año y las emisiones que se generan por recorrer determinados kilómetros en un auto con motor de 1.4 a 2 litros, el análisis determinó que las huellas de las bolsas fueron las siguientes:

PEAD (1 km); PEAD + Aditivo (2 km); Polipropileno (5 km), PEBD (6 km), Papel reciclado (20 km), Bioplástico PLA (21 km); Algodón (119 Km)

Y en general, de acuerdo con los resultados obtenidos, las bolsas de Polietileno de Alta Densidad (PEAD) y Polipropileno (PP) presentaron un menor impacto en su huella ambiental que las de otros materiales, un dato que contrasta con el hecho de que este tipo de bolsas han sido objeto de diversas prohibiciones en México; mientras que otras que presentan una mayor huella ambiental, como las bolsas de papel o las de algodón, son consideradas como ecológicas.

Decisiones sin bases científicas

Hernández de la Cerda enfatizó que “ninguna bolsa y ningún material es malo en sí mismo. Lo que importa aquí no es señalar a ninguna industria, sino darnos cuenta del contexto existente, estudiarlo y entenderlo para tomar mejores decisiones. Tomar cartas en el asunto tanto en nuestra industria plástica, como en otros sectores consiste en ejercer una responsabilidad compartida para separar los residuos y elevar los índices de reuso y reciclaje, los cuales son piezas claves para este proceso.”

Por su parte, el Ing. José del Cueto, presidente de la Sección de Fabricantes de Bolsas de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC) señaló que “las decisiones que se han tomado con respecto a las prohibiciones de plásticos no cuentan con bases científicas, y se requieren análisis más detallados sobre sus impactos ambientales, por lo que el análisis de ciclo de vida realizado por el CADIS permitirá comparar la función y un producto con otro”.

Destacó que cada tipo de bolsa presenta diferentes impactos al ambiente: “Por ejemplo, la bolsa de algodón que se supone que tendría menos impactos, es la que más tiene porque utiliza muchos más recursos en el cultivo, elaboración y en su transporte por ser más pesadas y normalmente importadas de otros países, más los recursos de agua, fertilizantes, pesticidas, todo lo que se utiliza en su elaboración. Estamos viendo que la bolsa que parecería más amigable, es la que tiene mayores impactos al medio ambiente. En cambio, la de PEAD, es la que tiene menores impactos porque es más ligera, tiene menos contenido de material y sus impactos disminuyen si se deposita correctamente”.

Detalló que otras bolsas como las de papel, cuya fabricación requiere muchos químicos y agua disminuye considerablemente sus impactos ambientales cuando se utilizan materiales reciclados en su fabricación. Y otras como las de bioplásticos (PLA), con impactos ambientales particulares (eutrofización de agua dulce), utilizan materiales que son más convenientes para bienes duraderos.

La importancia de los argumentos técnicos

Cuestionado sobre las decisiones en materia de prohibiciones que las autoridades de diversas entidades del país han tomado con respecto a las bolsas de plástico, el Ing. Aldimir Torres, presidente de la ANIPAC aclaró:

Bolsas de PEAD presentaron la huella ambiental más reducida.

Bolsas de PEAD presentaron la huella ambiental más reducida.

“Tanto la ANIPAC como INBOPLAST siempre acatarán las medidas que la autoridad establezca. Creemos en México y en sus instituciones (…) La decisión debe de tomarse con base en argumentos técnicos. Por eso primero debemos medir impactos, hacer la comparación, normalizar y luego prohibir. Pero lo hicimos todo al revés, primero prohibimos, sacamos la ley, días después salió un reglamento, no hay una normalización y mucho menos una medición de impactos, por eso hicimos este estudio. Lo hicimos completamente al revés: la que tiene menos impactos es la bolsa que prohibieron (…) Fue una decisión basada en un argumento no técnico”.

Los panelistas declararon que tanto ANIPAC como INBOPLAST difundirán los resultados del estudio, y los presentarán a las autoridades, especialmente a las de la Ciudad de México, “cuya prohibición se realizó sin seguir criterios técnicos”.

Por otro lado, aseguraron que ambas organizaciones seguirán con su actual campaña que contempla acciones como: difundir información valiosa para una mejor toma de decisiones; promover la regulación del calibre, resistencia y capacidad de las bolsas de plástico; robustecer la infraestructura para centros de acopio y generación de reciclaje, e incrementar el contenido de material reciclado. 

CONTENIDO RELACIONADO