SABIC lanza producción de polímeros circulares certificados

Mediante el uso de aceite de pirólisis de residuos plásticos como materia prima, la planta de SABIC en Países Bajos comenzó la producción de los primeros polímeros circulares certificados.

SABIC, líder mundial del sector químico, ha anunciado otro gran hito en su revolucionario proyecto de ser pioneros en la producción de polímeros circulares certificados utilizando materia prima obtenida a partir de residuos mezclados de plásticos.

Este último logro, la producción de los primeros polímeros circulares certificados, forma parte de lo que se conoce como «fase fundacional del mercado». Lanzada en enero, esta etapa es un paso importante hacia la creación de una nueva cadena de valor circular para los plásticos durante la cual los volúmenes iniciales de aceite de pirólisis de residuos plásticos se introducen como materia prima en la planta de producción de SABIC en Geleen (Países Bajos). El aceite de pirólisis patentado lo ha producido PLASTIC ENERGY Ltd a partir del reciclado de residuos plásticos mezclados de baja calidad que normalmente van a parar a la incineración o los vertederos.

Como parte de la fase fundacional de mercado, SABIC ha empezado a producir y comercializar los primeros volúmenes mensuales de polímeros circulares certificados -polietileno (PE) y polipropileno (PP)- previo al arranque previsto para 2021 de las plantas comerciales planeadas por SABIC y PLASTIC ENERGY en los Países Bajos para producir y mejorar la materia prima alternativa.

«Los polímeros circulares certificados son una enorme innovación y la etapa fundacional de mercado de SABIC es una fase crítica de su desarrollo dice Frank Kuijpers, director general de Sostenibilidad Corporativa en SABIC—. Hará de puente entre una economía lineal a una circular y permitirá que los miembros de la cadena de valor se familiaricen con los productos y estudien la mejor forma de aplicarlos en sus mercados respectivos. Generará confianza en este producto pionero antes de que SABIC pase a la producción de gran escala».

Los polímeros obtienen la certificación de Sostenibilidad internacional y de Carbono ISCC Plus, que certifica los estándares y el contenido circular para toda la cadena de valor, desde el origen hasta el producto final. La certificación ISCC Plus se aplica sobre lo que se conoce como «sistema de balance de masas», que significa que por cada tonelada de materia prima circular que pasa por el craqueo y que sustituye a materia prima de origen fósil, una tonelada de la producción se puede clasificar como circular.

Los polímeros circulares certificados ayudarán a los clientes de SABIC a responder a la demanda de los clientes de productos más sostenibles y contribuirán a cerrar el ciclo de la reutilización de residuos plásticos.

 

 

Jeroen Castelijn, director general de la planta de Geleen y Frank Kuijpers, director general de Sostenibilidad Corporativa en SABIC, celebran los polímeros circulares certificados producidos en los Países Bajos.
 
Jeroen Castelijn, director general de la planta de Geleen y Frank Kuijpers,
director general de Sostenibilidad Corporativa en SABIC,
celebran los polímeros circulares certificados producidos en los Países Bajos.