07/10/2016 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Aleaciones plásticas son aplicadas con éxito en autopartes

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Investigadores del CIATEQ han generado autopartes compuestas por aleaciones de fibras naturales mexicanas y plásticos. El resultado son piezas ligeras y resistentes, capaces de ahorrar combustible.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Investigadores del Centro de Tecnología Avanzada (CIATEQ), Unidad Estado de México han desarrollado aleaciones plásticas con biomasa para fabricar autopartes ligeras y resistentes para el interior de vehículos.

De acuerdo con un artículo publicado por la Agencia Investigación y Desarrollo (Agencia ID), los materiales pesan menos que las autopartes sintéticas y no interfieren con la resistencia mecánica del vehículo, lo cual brinda un menor consumo de gasolina.

La planta Paulownia, una especie que crece de manera rápida y cuya fibra es muy resistente, es un  ejemplo de estos materiales. De ella se extrae la celulosa por medio de un proceso de extrusión que consiste en pasarla por un tornillo sin fin a una alta temperatura para fundir el plástico.

Después de obtener la biomasa, durante el proceso de extrusión se agregan aditivos que mejoran su interacción con el plástico hasta lograr un nuevo material compuesto que pueda usarse en la producción de aleaciones plásticas a nivel industrial.

“Con ello se obtiene un compuesto que puede utilizarse para crear materiales que se colocan en el interior del automóviles, como el tablero, puertas, cubiertas, entre otras”, señaló José Manuel Rojas García, gerente de procesos de transformación de la dirección de plásticos y materiales avanzados del CIATEQ.

Agregó que actualmente para crear las autopartes se utiliza el polipropileno y la fibra de vidrio, los cuales pueden ser pesados y propician mayor gasto de combustible.

La mezcla realizada por los investigadores del CIATEQ se compone de 30 por ciento fibra y 70 por ciento plástico. A futuro se busca usar plásticos biobasados y/o biodegradables cien por ciento renovables, como el poliácido láctico (PLA o ácido poliláctico) con alguna fibra natural mexicana.

De esta forma se construye un material sustentable a partir de los desechos forestales y les brinda mayor ingreso económico a los agricultores. Además, es amigable con el medio ambiente.

El catedrático comentó que la Paulownia no es la única materia prima que se analiza en la dirección de plásticos y materiales avanzados, también se investiga el bagazo de caña, fibra de coco o agave, entre otros, los cuales se tratan por métodos físicos y/o químicos para acondicionar la celulosa a ser incorporada en los plásticos cuya aplicación final es a nivel industrial.

También explicó que actualmente en el CIATEQ se encuentran enfocados a atender la industria y a establecer convenios con productoras de resina y empresas armadoras de autopartes: “estamos en toda la cadena de valor, el trato es transversal”, precisó Rojas García.

�

 


Recursos