• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
07/02/2020 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Construyen en México el primer vecindario impreso en 3D del mundo

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

New Story, ICON y la Fundación Échale construyeron en Tabasco, México, las primeras casas de lo que será el primer vecindario impreso en 3D en el mundo. Las viviendas son resistentes, seguras y totalmente funcionales.

New Story, una organización sin ánimo de lucro que trabaja contra el problema mundial de la falta de acceso a la vivienda, en conjunto con la empresa ICON, de tecnología 3D, y la fundación Échale, construyeron recientemente las dos casas con ayuda de una impresora gigante 3D en una zona rural y empobrecida de México.

Se trata de las primeras viviendas de lo que será el primer barrio impreso en 3D del mundo, integrado por 50 casas nuevas que los desarrolladores esperan tener listas para finales de 2020.

Las viviendas fueron realizadas por una impresora de 10 metros, utilizando un material llamado Lavacrete, que construye las paredes capa por capa.

Tradicionalmente, el lavacrete utiliza una armadura de basalto y hormigón geopolímero para lograr estructuras de hormigón armado. No obstante la fórmula del material usado para este proyecto es un secreto, pues aún tiene patentes pendientes.

Las viviendas son resistentes a los sismos, con estándares de ingeniería para cumplir con normas de seguridad, que incluyen cimientos para asegurar que las casas beneficien a varias generaciones.

Las viviendas son resistentes a los sismos, con estándares de ingeniería para cumplir con normas de seguridad, que incluyen cimientos para asegurar que las casas beneficien a varias generaciones.

De acuerdo con la organización, la mezcla utilizada es más resistente que el hormigón tradicional. Asimismo, los cimientos están reforzados para resistir la actividad sísmica.

Las casas miden 46 metros cuadrados y tienen techo plano y paredes curvas. Cuentan con dos dormitorios, un baño, sala de estar y cocina. Imprimir las viviendas toma 24 horas, que se distribuyen en varias sesiones.

De acuerdo con el portal de Sputnik mundo, el diseño se realizó con la retroalimentación de las familias beneficiadas, para cumplir con las necesidades específicas de la comunidad.

Las viviendas son resistentes a los sismos, con estándares de ingeniería para cumplir con normas de seguridad, que incluyen cimientos para asegurar que las casas beneficien a varias generaciones.

“Estas familias son las más vulnerables y tienen ingresos muy bajos. Viven con un promedio de tres dólares al día”, afirmó Brett Hagler, director ejecutivo y cofundador de New Story, la organización sin fines de lucro que construye la comunidad.

Este es el primer proyecto de construcción de viviendas que se realiza con impresión 3D de la organización que ayuda a las familias que necesitan refugio.

Debido a que la impresión en 3D es más barata y rápida que la construcción tradicional, existe un gran potencial para cambiar el mundo, afirmó Jason Ballard, director ejecutivo de ICON, la compañía fabricante de la impresora.

“Creemos que la impresión 3D nos permite entregar un producto de mayor calidad al mercado de la vivienda a una velocidad y a un precio que normalmente no está disponible para las personas de bajos ingresos”, expresó Ballard.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados