• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
23/05/2019 | 1 MINUTOS DE LECTURA

Jalisco: transforman residuos plásticos en casas ecológicas

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La empresa Ecoplástico Ambiental ha convertido residuos plásticos en un material llamado “madera plástica”, que  ha dado vida a las paredes y techos de casas ecológicas en Jalisco.

La empresa Ecoplástico Ambiental se ha dado a la tarea de convertir botellas, tapas y bolsas de plástico en paredes y techos de casas ecológicas a través de un proyecto que ha desarrollado en Jalisco para contribuir a la sostenibilidad y disminuir la cantidad de desechos marinos.

Esto ha sido posible gracias a la elaboración de la "madera plástica", un material hecho a base de polímeros y que fue ideado por el ingeniero Ramón Espinosa y que recicla los residuos plásticos generados tanto en los hogares como en la industria.

Cuando Espinosa era estudiante de la Maestría en Energías Renovables, quiso crear un material que fuera resistente, abundante y que no afectara el medio ambiente. Después de años de pruebas con diferentes polímeros, el resultado fue el desarrollo de la "madera plástica", una lámina altamente resistentes que se obtiene de moler los plásticos que usamos todos los días en el hogar: desde botellas de leche y bolsas, hasta los esqueletos de aparatos electrónicos, además de materiales postindustriales.

Los materiales son tratados y fundidos en máquinas especiales, de donde se obtiene una placa multicolor, lisa y capaz de soportar toneladas de peso o de ser modificada según las necesidades de la casa que se vaya a construir.

Además se trata de un material térmico, por lo cual las paredes mantienen un ambiente fresco dentro de la casa que evita el uso de ventiladores o aire acondicionado que generan más gases de efecto invernadero.

Una casa de este material es 30% más económica en comparación con las convencionales, y requiere un mantenimiento mínimo.

Una construcción pequeña para dos o tres personas puede tardar cuatro semanas en estar lista, pues no requiere estructura interna y solo requiere una base de concreto.

En este tipo de viviendas, la instalación de servicios básicos como agua, luz y gas se hace de una forma muy parecida al de una casa convencional, y no hay problemas de funcionamiento. Incluso se pueden colocar paneles solares.

Espinosa y su equipo también han desarrollado otras formas de aprovechar este material y han desarrollado mobiliario urbano como bancas de parque, mesas y postes para zonas agrícolas.

 

 

Casa fabricada con madera plástica, proveniente de residuos plásticos.

Casa fabricada con madera plástica, proveniente de residuos plásticos.

 

 

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados