15/04/2020 | 3 MINUTOS DE LECTURA

COVID-19: Miembros de toda la cadena de la industria plástica mexicana se unen en #DaleunrespiroaMéxico

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Sandra Moreno, gerente general de Citrulsa de México y líder de la iniciativa, comentó que ya con los materiales a punto iniciarían la producción el 26 de abril, a un ritmo de fabricación de 10 mil caretas de protección facial por día. Estos insumos serán donados a personal médico en la República Mexicana.

En entrevista con Plastics Technology México, algunos de los socios de la iniciativa “Dale un respiro a México” explicaron los alcances del mismo.

En entrevista con Plastics Technology México, algunos de los socios de la iniciativa “Dale un respiro a México” explicaron los alcances del mismo.

Dale un respiro a México es un proyecto de iniciativa privada, sin fines de lucro, en el que un grupo de 19 empresas, una asociación y tres fundaciones, lideradas por la fabricante de envases plásticos rígidos Citrulsa de México, unieron sinergias con el objetivo de fabricar 500 mil caretas de protección facial para donarlas a personal médico en la República Mexicana.

De acuerdo con Sandra Moreno, gerente general de Citrulsa de México, el proyecto nació con el propósito de apoyar al sector médico mexicano a afrontar el COVID-19, y con una solución que estuviera al alcance de la industria del plástico. Fue entonces cuando surgió la idea de las caretas protectoras, que en otros países se estaban fabricando con impresión 3D, pero en cantidades pequeñas. Así, quisieron aprovechar los altos volúmenes que permite el moldeo por inyección para llevar esta iniciativa a la producción masiva.

“Como en Citrulsa de México tenemos máquinas de inyección, y además hacemos moldes, se nos ocurrió modificar un molde ya existente a partir de un diseño de careta. Esto nos permitiría poder fabricar unas 10 mil piezas al día. Sin embargo, para el alcance del proyecto no podíamos hacerlo solos y comenzamos la búsqueda de aliados que se sumaran”, comentó la directiva.

Convocaron, entonces, a varias compañías para compartir sinergias en esta iniciativa que han denominado ‘Dale un respiro a México’. Se sumó al proyecto Braskem Idesa, como donante de las resinas de polipropileno requeridas para la inyección del soporte de la careta.

“En Braskem Idesa siempre estamos atentos de cómo apoyar a nuestros clientes y a la comunidad. Este es un ejemplo claro de cómo podemos poner un granito de arena en esta situación. Además de donar los materiales para los soportes también apoyaremos la red para hacer llegar estas máscaras a personal médico. Tenemos muy buenas relaciones en Veracruz, donde hemos comenzado ya una labor”, comentó Alfredo Prince, director comercial de Braskem Idesa.

No obstante, cuando Citrulsa comenzó con la iniciativa aún les faltaba conseguir la lámina de PET grado alimenticio para la parte frontal. Con un primer donativo proporcionado por Phoenix Packaging podían fabricar unas 68 mil caretas, pero aún estaban lejos de llegar a la meta de las 500 mil. Así es que lanzaron una campaña para reunir los donativos de este material. Al llamado respondió Innovateck, firma que representa en México y en otros países de Latinoamérica a varias marcas europeas fabricantes de maquinaria para plástico, y que generó la conexión con varios convertidores de lámina que no dudaron en vincularse.

“Aunque no somos fabricantes de lámina de PET sabemos dónde están ubicadas exactamente las empresas que la fabrican y que cumplen, además, con el grado alimenticio. Nos dimos a la tarea de invitarlas a este proyecto, y esa ha sido nuestra labor. Ya habíamos venido participando con otros grupos, que estaban haciendo impresión 3D, y que estaban en búsqueda de la lámina de PET.  Así es que vemos la oportunidad de continuar sumando”, aseguró Alejandro Andrade, director de Innovateck.

Los aportes de WOW Group (Estado de México) permitieron reunir el material para 200 mil caretas más. Esta compañía también apoyará con la distribución de unas 10 mil caretas entre las instituciones de salud y seguridad pública en la zona de Atizapan, Estado de México. Así mismo, con la participación de Lyrba (Mérida), Greenmind (Guadalajara), DirectPack Recycling (Guadalajara) y Plaztek (San Juan de los Lagos), la iniciativa de #DaleUnRespiroAMexico logró llegar a la meta.

Sandra Moreno comentó que ya con los materiales a punto iniciarían la producción el 26 de abril, a un ritmo de fabricación de 10 mil caretas por día. Así mismo anticipó que una siguiente fase del proyecto, luego de apoyar al personal médico y salubridad en los hospitales, podría contemplar también la fabricación de protectores faciales para niños y bebés, así como a particulares.

En el camino se unieron también Frog Design, Absara Cosmetics e Innovet, que se encargarán de hacer el corte de la lámina de PET y de ensamblarla con el soporte. También cuentan con el apoyo de Yami Plast, que está maquilando las bolsas de empaque. Así mismo México Recicla proveerá materiales. El proyecto cuenta con el aval de ANIPAC y los apoyos de otras empresas que aportan desde marketing, logística u otras contribuciones son Micos, HPI Voluntariado, FishBox, Raven´s Eye Creations, Fundación Mariana Arceo, Fábrica de Restaurantes y la revista Plastics Technology México.

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos