• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
07/04/2017 | 3 MINUTOS DE LECTURA

Los plásticos reducen casi cuatro veces los costos ambientales

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Sustituir los plásticos en productos de consumo y envases con materiales alternativos que ofrezcan la misma función aumentaría los costos ambientales, según reporte publicado por el American Chemistry Council (ACC).

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La producción mundial de plásticos ha crecido 20 veces en las últimas cinco décadas, de 15 millones de toneladas métricas en 1964 a 311 en 2014, cuando los plásticos son ya omnipresentes en casi todas las facetas de la economía. Con sus aplicaciones cada vez más amplias, los plásticos aportan beneficios a la sociedad. Los alimentos envasados en plástico duran más tiempo, reduciendo así los residuos. El uso de plásticos en tuberías facilita fuentes limpias de agua potable, igualmente el plástico permite dispositivos médicos vitales como equipo quirúrgico y goteos intravenosos. Así mismo, gracias a su peso ligero, el uso de plásticos en los vehículos ha reducido las emisiones de dióxido de carbono proveniente del transporte.

Sin embargo, así como el uso de plástico en la sociedad moderna ha aumentado, también han aumentado los impactos ambientales asociados con su producción y disposición final. En 2014, Trucost preparó una investigación para el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA, (UNEP por sus siglas en inglés) donde destacó los costos medioambientales del uso del plástico en productos de consumo, incluyendo las emisiones de gases de efecto invernadero, contaminantes de agua aire y tierra, uso del agua y la producción de desechos marinos en los océanos. Estos costos ambientales han llevado a algunos a decir que es necesario reemplazar los plásticos por materiales alternativos, que puedan presentar menos problemas ambientales. Sin embargo, estudios recientes de Franklin Associates y Denkstatt, que presentó un modelo de sustitución del plástico con materiales alternativos (tales como papel, acero, aluminio y vidrio), sugieren que abandonar el uso de los plásticos puede tener un mayor costo ambiental neto. Este estudio busca desarrollar esta investigación con el marco de valoración del capital natural de Trucost para valorar los costos ambientales del plástico y sus alternativas, y considerar cómo más prácticas sostenibles podrían ayudar a reducir los costos ambientales del uso de plástico en el sector de productos de consumo.

El estudio revela que el costo ambiental de la utilización de plásticos en bienes de consumo y envases es casi cuatro veces menor de lo que sería si los plásticos fueran reemplazados con materiales alternativos. El estudio se basa en los métodos contables de capital natural, que miden y valoran los impactos ambientales, como el consumo de agua natural y las emisiones al aire, tierra y agua — que no son incluidos por lo general en la contabilidad financiera tradicional.

Informes anteriores, como “Valuing Plastics” (“Valorización de los plásticos”) (2014), de Trucost, y “The New Plastics Economy: Rethinking the Future of Plastics” (2016) (“La nueva economía de los plásticos: repensar el futuro de plásticos”), realizado por el Foro Económico Mundial, sólo examinan los costos ambientales de la utilización de plásticos.

El último estudio de Trucost, de 2016, “Plastics and Sustainability: A Valuation of Environmental Benefits, Costs, and Opportunities for Continuous Improvement (“Plásticos y sustentabilidad: Una valoración de los beneficios, costos y oportunidades ambientales para una mejora continua”) se basa en investigaciones anteriores, que comparan los costos ambientales del uso de plásticos con materiales alternativos e identifican oportunidades para ayudar a reducir los costos ambientales de la utilización de plásticos en bienes de consumo y envases.

Estos resultados significativos cambian una percepción errónea común relacionada con los plásticos. El estudio encontró que sustituir los plásticos en productos de consumo y envases con una mezcla de materiales alternativos que ofrecen la misma función aumentaría los costos ambientales de US$ 139 mil millones a US$ 533 mil millones cada año. Eso es porque los plásticos resistentes y ligeros nos ayudan a hacer más con menos material, lo que proporciona beneficios ambientales a lo largo del ciclo de vida
de productos plásticos y envases.

El estudio también concluyó que los costos ambientales de los materiales alternativos pueden ser más bajos por tonelada de producción, pero son mayores en conjunto debido a las cantidades mucho más grandes de material necesario para cumplir con las mismas aplicaciones finales que los plásticos.

Encuentre el informe “Plastics and Sustainability: A Valuation of Environmental Benefits, Costs, and Opportunities for Continuous Improvement” (2016) en la página web de la American Chemistry Council.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados