Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Durante la conferencia anual, que realizó a inicios de abril, Baerlocher USA mostró cómo su tecnología de estabilización de resina Baeropol (RST) puede ayudar a recicladores, convertidores y dueños de marca a abordar la creciente demanda de los consumidores por productos y envases sustentables.

Baeropol RST de Baerlocher es una familia de mezclas de aditivos personalizables que funcionan sinérgicamente con antioxidantes fenólicos para estabilizar las resinas de poliolefina. Estos aditivos pueden ayudar a aumentar la cantidad de contenido reciclado incorporado en la resina y la película sin afectar el rendimiento, el procesamiento o la apariencia. Esta tecnología también es valiosa para mejorar el color del contenido reciclado.

 

Baeropol RST, de Baerlocher, es una mezcla de aditivo. En la imagen se muestra en su forma granulada (un tamaño parecido a los granos de azúcar.

Baeropol RST, de Baerlocher, es una mezcla de aditivo. En la imagen se muestra en su forma granulada (un tamaño parecido a los granos de azúcar.

En su stand virtual, la compañía presentó productos clave basados ​​en la tecnología Baeropol RST, como los estabilizadores Baeropol T-Blend para poliolefinas recicladas que se utilizan en aplicaciones de moldeo por extrusión-soplado o aplicaciones de películas. Estos estabilizadores se han destacado recientemente en estudios que muestran su beneficio en aplicaciones de moldeo por extrusión-soplado utilizando PCR.

Por ejemplo, las resinas estabilizadas con las mezclas Baeropol T-1111 demuestran una estabilidad de fusión mejorada, parisones de mayor calidad y propiedades finales mejoradas, como la carga superior. T-Blends también mejora las aplicaciones de películas de polietileno (PE) al prevenir los geles, respaldar la estabilidad de las burbujas y preservar el color.

Una forma de mejorar la sostenibilidad de los productos y envases de plástico es reemplazar parte o la totalidad del material virgen con contenido reciclado. Sin embargo, el plástico generalmente se degrada durante el reciclado mecánico y el moldeo debido a la oxidación y las tensiones térmicas lo que afecta negativamente su calidad, rendimiento, color y procesabilidad, y limita la inclusión de PCR en aplicaciones de uso final. La tecnología de aditivos Baeropol RST estabiliza los materiales de poliolefina posconsumo para preservar sus propiedades mecánicas, mejorar la estabilidad del proceso y mejorar la calidad del producto final.

“Los consumidores están eligiendo marcas que están trabajando activamente para minimizar el impacto ambiental de sus productos y empaques”, dijo Ian Query, especialista técnico en reciclaje de Baerlocher USA.

“Para abordar esta tendencia, Baerlocher USA continúa colaborando con recicladores, convertidores y dueños de marca para fomentar un uso más amplio de PCR en productos finales existentes y permitir la expansión a nuevas aplicaciones. Nos hemos comprometido a largo plazo a aumentar la sostenibilidad de los plásticos para beneficiar a toda la cadena de valor, desde los proveedores de resinas hasta los fabricantes de productos y sus clientes”.

CONTENIDO RELACIONADO

  • P&G crea proceso de reciclaje de PP único en su tipo

    La gigante multinacional de bienes de consumo P&G y PureCycle Technologies abrirán una planta que tiene la capacidad de restaurar polipropileno (PP) postconsumo en plástico con la misma calidad de un material virgen, mediante un método de reciclaje que la compañía denomina como único en su tipo.

  • El trabajo más importante de un procesador, parte 5: polímeros semicristalinos

    Utilizar una temperatura de molde por encima de la Tg de un polímero garantiza un grado de cristalinidad lo suficientemente alto para proporcionar una estabilidad dimensional, incluso si la pieza debe utilizarse a temperaturas elevadas. Pero el POM es una excepción. ¿Por qué?

  • A. Schulman celebró 20 años en México

    El proveedor de materiales y compuestos plásticos de alto desempeño A. Schulman celebró veinte años de fabricar sus productos en México.