• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
14/03/2017 | 2 MINUTOS DE LECTURA

CIQA desarrolla nuevas resinas dentales de origen orgánico

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Científicos del CIQA han desarrollado y patentado formulaciones de una nueva resina dental con base orgánica derivada de la caña, que podría cubrir las deficiencias que presenta el Bis-GMA, el monómero que actualmente se usa para restaurar dientes con caries.

Científicos del Departamento de Síntesis de Polímeros del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA) han desarrollado y patentado nuevas formulaciones para resinas dentales, a partir de compuestos biobasados de origen orgánico.

En un artículo publicado por la Agencia Informativa Conacyt, la doctora María Lydia Berlanga Duarte, investigadora del Departamento de Síntesis de Polímeros del CIQA y nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), explicó: “Estamos trabajando básicamente en la síntesis de nuevos monómeros acrílicos para el desarrollo de nuevas formulaciones dentales, basado en recursos de origen natural, con la finalidad de sustituir el Bis-GMA, monómero que se utiliza actualmente en las resinas dentales, debido a los inconvenientes que este presenta, como alta viscosidad, alta contracción, baja conversión y toxicidad, entre otras”.  

De acuerdo con estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), nueve de cada 10 mexicanos presentan caries, por lo tanto, señaló la investigadora que “es indispensable trabajar en un producto orgánico, de bajo costo y accesible para los  mexicanos que ocuparán estas resinas a futuro”.

Para este proyecto, los científicos han desarrollado monómeros que proceden de la glucosa, como el isosorbide, que es una materia prima que proviene de la caña de azúcar.

“El isosorbide es una de las materias primas de la que se han derivado formulaciones dentales y hay otros compuestos, que también son derivados de la glucosa como el xilitol y el manitol, que actualmente están siendo estudiados para el desarrollo de nuevos monómeros biobasados”, especificó la especialista.

La resina dental es un material compuesto por una parte orgánica (monómero) y la contraparte es material inorgánico (carga), al mezclarlos a las proporciones adecuadas se obtiene la pasta que comúnmente nos colocan los dentistas en sus consultorios.

“Es muy importante encontrar una buena relación entre lo orgánico y lo inorgánico para que el material tenga las propiedades adecuadas para cumplir su función, por lo que se está trabajando en nuevas formulaciones que mejoren las ya existentes”, mencionó el maestro en ciencias Luis Alberto Reyna Medina, estudiante del doctorado en tecnología en polímeros del CIQA y colaborador del proyecto.

Otra de las características de estas resinas elaboradas en el CIQA es su nula toxicidad, a diferencia de los productos usados comercialmente que, según diversas fuentes como referencias y artículos publicados, confirman la toxicidad del Bis-GMA, pero se siguen utilizando ante la falta de opciones para restaurar dientes cariados que no dañen al consumidor.

La investigación ha obtenido una patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y actualmente se enfoca en encontrar nuevos monómeros que puedan cubrir las deficiencias que presentan las resinas dentales, además se busca una formulación que iguale o mejore todas las propiedades físicas de esta resina dental Bis-GMA.

�

 

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados