20/05/2020 | 1 MINUTOS DE LECTURA

Cold Jet aplica su sistema de limpieza criogénica a la producción de mascarillas faciales

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Cold Jet destacó una nueva aplicación para su sistema de limpieza a base de criogenia: nada menos que las telas de poliuretano utilizadas para hacer mascarillas faciales, tan necesarias en la lucha contra el COVID-19.

Cold Jet aplica su sistema de limpieza criogénica a la producción de mascarillas faciales.

Cold Jet descubrió una nueva aplicación de limpieza en el sector de la industria de plásticos: telas de poliuretano utilizadas para hacer mascarillas faciales.

De acuerdo con la compañía, se trata de una aplicación que se descubrió en China, donde a través de la limpieza criogénica es posible limpiar los pequeños orificios y recovecos donde el poliuretano es soplado.

Este proceso es conocido como “melt-blown” en la industria de la extrusión, y la limpieza criogénica ha mostrado ser muy importante en este proceso, pues agiliza la limpieza aumentando la capacidad de producción de las plantas.

Cold Jet se ha enfocado en asesorar a las industrias productoras de mascarillas faciales para atender a la gran demanda y búsqueda por estos productos.

La compañía ha hecho pública su experiencia trabajando con una gran empresa mundial especializada en la seguridad de los trabajadores, atención sanitaria y bienes de consumo que necesitaba aumentar drásticamente las tasas de producción de mascarillas en respuesta al COVID-19. La instalación estaba experimentando un prolongado período de inactividad debido a su uso de un proceso de limpieza que consumía mucho tiempo para sus moldes de compresión.

La empresa implementó la limpieza con hielo seco, lo que les permitió limpiar sus moldes in situ, mientras aún estaban calientes. El hielo seco fue considerablemente más rápido y dio lugar a una reducción significativa del tiempo de inactividad, lo que permitió a la empresa operar con la máxima eficiencia. El proceso de hielo seco también eliminó completamente todos los contaminantes de los moldes, lo que mejoró la calidad del producto y redujo los desechos.

Además de esta aplicación, Cold Jet y la limpieza criogénica han resultado esenciales en la industria de plásticos para productos médicos, hospitalares y empaques.

La limpieza criogénica es un proceso no abrasivo que no daña los moldes ni las herramientas y permite una limpieza más frecuente y efectiva, lo que reduce significativamente los costos de reemplazo de las herramientas y las tasas de merma del producto, incrementando la calidad de la producción.

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos