• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
23/03/2017 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Crean plásticos orgánicos con desechos de agave

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Bolsas de plástico, envases, recipientes y cubetas son algunos de los productos que ahora se pueden fabricar a partir del bagazo del agave. La empresaria Ana Laborde ha creado la primera compañía de plásticos que aprovecha este desecho con un impulso comercial.

La empresaria mexicana Ana Laborde ha creado la primera compañía que hace plástico con los desechos del agave, se trata de la empresa Bio Solutions con sede en Monterrey y Jalisco, donde se realizan las primeras producciones del nuevo material.

En una entrevista publicada por el portal am, la desarrolladora explicó que para hacer plásticos con el agave el primer paso es trabajar con el bagazo, el cual debe pasar por un proceso de limpieza, secado, preparación de las fibras y extracción de la celulosa.

Una vez limpio, se mezcla con la resina plástica que al final es la fibra que se vende para transformarla en productos de uso cotidiano como: bolsas de plástico, envases, recipientes, cubetas y todos los objetos que tengan el plástico como ingrediente principal.

Del producto final, 30% está hecho con los residuos del agave. Al usar este tipo de material se reduce el consumo de plásticos que provienen del petróleo y se sustituye esa parte, aprovechando las fibras naturales.

Jalisco, Michoacán, Tamaulipas, Guanajuato y Nayarit son los principales estados productores de tequila en México. En 2016 el Consejo Regulador del Tequila dio a conocer que la producción de esta bebida en Jalisco alcanzó los 92 millones de litros tan sólo en los primeros meses del año. De acuerdo con la Universidad de Guadalajara, cada año se generan cerca de 400 mil toneladas de bagazo.

El desecho del agave es flexible, pero a la vez resistente. Su precio es aproximadamente 5% más caro que los productos similares hechos totalmente de plástico, debido al proceso industrial que se requiere para su elaboración; sin embargo, Laborde cree que el incremento se justifica por los beneficios para el medio ambiente.

Los productos que resultan de la fibra del agave se han presentado en ferias internacionales, en las que la gente los reconoce como mexicanos por venir de la misma planta con la que se produce el tequila.

Desde que inició el proyecto han reutilizado alrededor de 100 toneladas de fibras de agave, una producción muy pequeña en comparación de lo que genera la industria tequilera, pues aún no solucionan el tema del desecho.

Debido a la demanda, el año pasado Bio Solutions aumentó la capacidad de producción. Abrió una nueva planta para reciclar el agave en Querétaro. Ahora en el norte del país sólo coordina las operaciones de venta y envío del bagazo a su nueva planta. Eligieron esta ciudad como una zona estratégica porque está cerca de Jalisco, uno de los estados con más agave.

Actualmente, Ana y su equipo están experimentado con fibras ricas en celulosa, como las de la soya, el desecho del maíz, de la cebada, el trigo y la soya. Con estas materias primas también pueden crearse productos similares que utilizan esta fuente en lugar de la fibra de agave.

�

 

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados