• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
05/12/2019 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Ford y McDonald's fabricarán autopartes con residuos de café

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Una mezcla de “paja” de café tostado y polipropileno dará vida a autopartes más livianas y fuertes, gracias a una colaboración entre Ford y McDonald's en asociación con Competitive Green Technologies.

Ford se asoció con McDonald's para usar las pieles secas de los granos de café “coffee chaff” o paja, que se desprende de un grano de café durante el proceso de tostado y que generalmente se descarta como un desecho, para crear piezas de automóviles que sean más livianas y fuertes que las que reemplazan.

McDonald's y Ford tomaron esta paja de café para calentarla en un ambiente con poco oxígeno, por lo que es menos probable que se queme y se mezcle así con plásticos para formar gránulos. Al fundirlos y moldearlos, estos gránulos tienen los beneficios de ser más livianos y requieren menos energía para ser producidos que los plásticos tradicionales.

De acuerdo con Debbie Mielewski, líder técnico superior del equipo de investigación de sostenibilidad y materiales emergentes de Ford, la paja se mezcla con polipropileno y reemplaza el talco en el plástico, lo que lleva a una reducción del 20 por ciento en el peso. Fue desarrollado en asociación con Competitive Green Technologies.

El material también es más fuerte a altas temperaturas y puede mantener su integridad hasta 150 grados Celsius, en comparación con alrededor de 110 grados para el polímero a base de talco.

“Comenzamos con una aplicación como las carcasas de los faros porque esta propiedad se probó extremadamente bien a altas temperaturas, de hecho mejor que los materiales tradicionales. Debido a que los faros emiten mucho calor, esta aplicación encajaba bien”, señaló Debbie Mielewski.

“Además, las carcasas de los faros son una gran parte del automóvil, y dado que hay un ahorro de peso del 20% con el uso de café en polvo, queríamos maximizar el tamaño de la parte para un mayor beneficio de ahorro de combustible”, argumentó. 

Las carcasas serán construidas por el proveedor Varroc Lighting Systems para el sedán Lincoln Continental, que hará el cambio en 2020.

“Los faros son solo un comienzo. Ya estamos probando las propiedades en varias otras aplicaciones de almacenamiento y bajo techo, con el objetivo de expandirnos rápidamente a una amplia variedad de piezas adicionales de Ford y Lincoln en los próximos años”, continuó Mielewski.

“Utilizamos este enfoque con espuma a base de soja, que se introdujo por primera vez en los asientos en 2007 en el Mustang, y ahora se encuentra en los asientos, tapizados y juntas en todos los vehículos Ford construidos en América del Norte”. 

Mielewski dice que hay millones de libras de paja disponibles anualmente y que el plástico pronto se expandirá a otros vehículos, primero en varias partes sujetas a altas temperaturas, incluidas bandejas de baterías, cubiertas de motores y otros componentes debajo del capó.

También señaló que el olor del café se elimina durante el procesamiento para que los automóviles no huelan a una taza recién hecha.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados