• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
20/04/2020 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Proveedores mexicanos de moldes se unen para proteger al personal médico frente al COVID-19

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Hasco y Maquinados Industriales Ayala unieron sinergias para producir caretas de protección facial que serán donadas a personal médico en los estados de Querétaro y San Luis Potosí.

 

Dos compañías del sector de moldes troqueles y herramentales unieron sinergias para producir caretas de protección facial que serán donadas a personal médico en los estados de Querétaro y San Luis Potosí. Así Hasco, proveedor de placas y componentes para moldes de origen alemán y con oficinas en Querétaro, está trabajando en conjunto con Maquinados Industriales Ayala, fabricante de moldes de inyección y soplado, también conocida como Evolución en Moldes.

Las dos compañías venían preparando una alianza estratégica para producir un molde de inyección de plásticos con propósitos educativos para formar nuevos talentos. Era un tema que tenían pactado mucho antes de la contingencia del COVID-19. Sin embargo, cuando surgió la pandemia, las dos compañías vieron que su proyecto era una oportunidad para hacer que el molde que planeaban producir permitiera hacer un aporte al manejo de la crisis sanitaria del país. Por esta razón, optaron por fabricar el molde del soporte de una careta de protección facial. La idea es que el molde esté listo para pruebas durante la última semana de abril.

De acuerdo con Jorge Ayala, de Maquinados Industriales Ayala, la idea surgió porque su compañía comenzó la producción de unas máscaras para consumo local a partir de impresión 3D.

“Llevamos unas piezas como donación al IMSS, que fueron acogidas con mucho beneplácito. Sin embargo, veíamos que con impresión 3D la producción era muy limitada y la demanda de estos dispositivos requería de un volumen mucho mayor. Eso marcó la inquietud de desarrollar un molde con toda la tecnología, que permitiera aumentar la producción y apoyar al personal médico en esta contingencia”.

“Nosotros teníamos las placas y componentes a disposición para este proyecto, lo que nos permitió actuar muy rápidamente y en tiempo récord para responder a los desafíos del escenario actual. Esperamos que este proyecto pueda apoyar a nuestras comunidades tanto en San Luis Potosí como en Querétaro, y que posterior a esta coyuntura pueda ser también aprovechado para los propósitos educativos que se tenían inicialmente para multiplicar el conocimiento que tiene Jorge Ayala en su taller. Así es que veo que este ejercicio puede tener un gran impacto”, comentó Daniela Calderón, directora general de Hasco de México.

Según Ayala, este tipo de esfuerzos conjuntos son una oportunidad para mostrar que el pujante sector de moldes de México está haciendo las cosas de forma responsable y que busca lograr una sociedad más participativa.  Por ahora, este proyecto está abierto a establecer nuevas alianzas con compañías que quieran sumarse con donativos de materiales y resinas.

CONTENIDO RELACIONADO