Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
La cartera I’m Green recycled está dirigida al sector de envases, más específicamente a la fabricación de botellas que no sobrepasen los 20 litros, en el caso del polietileno de alta densidad, y de flexibles como sacos y bolsas, en el caso del polietileno de baja densidad.

En 2018, Braskem Idesa hizo público su compromiso global en torno a la economía circular: lograr para 2040 que el 100 % de los envases plásticos fabricados con sus resinas puedan reutilizarse, reciclarse o recuperarse. Desde entonces, la compañía ha trabajado en la consecución de ese objetivo a través del desarrollo de productos sustentables, la alianza con importantes transformadores de la industria y, principalmente, el establecimiento de un diálogo con dueños de marca y convertidores, para entender sus necesidades y así avanzar más rápidamente en la construcción de soluciones a un problema común: la contaminación producida por los desechos plásticos.

“Está claro cuál es el compromiso y el enfoque de Braskem Idesa. Para nosotros esto es importantísimo, es un propósito en el que estamos invirtiendo bastante tiempo, energía y recursos. Nuestra misión y visión es ser líderes en soluciones innovadoras de PCR en México y apoyarnos en nuestra estructura internacional para avanzar en la búsqueda de sinergias y soluciones, que permitan agregar a nuestro portafolio nuevos productos que satisfagan la necesidad del consumidor final y contribuyan con la reducción y mejor manejo de los desechos, especialmente del plástico”, señala Alfredo Prince, director comercial de la compañía petroquímica.

El primer avance que se conoció en el camino al cumplimiento de su objetivo fue el lanzamiento, en noviembre de 2019, del portafolio de resinas I’m Green recycled. Inicialmente, la compañía ofreció resinas con 30 % de contenido posconsumo. En el trascurso del año incorporó nuevos grados y ahora ofrece cuatro tipos de polietileno de alto desempeño: dos de alta densidad con 30 % y 50 % de contenido PCR, respectivamente, y dos de baja densidad, cada una con 50 % de PCR.

La cartera está dirigida al sector de envases, más específicamente a la fabricación de botellas que no sobrepasen los 20 litros, en el caso del polietileno de alta densidad, y de flexibles como sacos y bolsas, en el caso del polietileno de baja densidad. Ambas aplicaciones están diseñadas para los mercados de químicos, detergentes y productos de limpieza del hogar o el cuidado personal.

Es importante destacar que, según el volumen de reciclado que contengan, estas resinas cuentan con las mismas propiedades que ofrece el material virgen. “Gracias a nuestro equipo técnico hemos logrado productos de muy alto desempeño”, asegura Prince.

En cuanto a la calidad del reciclado, Braskem Idesa selecciona cuidadosamente a los recicladores con los que trabaja y se asegura de que manejen un proceso limpio; además, cuenta con ingenieros de proceso en los grupos de recicladores, que se encargan de apoyar, dar seguimiento a la implementación de las mejoras requeridas y controlar el proceso de principio a fin. Por último, el material ya procesado es sometido a un análisis por el departamento de calidad de la compañía, en donde se determina si el producto cumple con los estándares requeridos para su comercialización.

Además de lo anterior, y teniendo en cuenta que el aligeramiento de los envases mediante la reducción de los espesores es una tendencia presente en la industria, se desarrolló una solución técnica que, al mezclarse con el reciclado y dependiendo del porcentaje de este, permite que algunas de las resinas de I´m Green recycled ofrezcan las propiedades mecánicas necesarias para producir envases con paredes más delgadas y, por lo tanto, con un menor peso.

“Hoy ofrecemos esta característica como un beneficio extra para que los transformadores puedan seguir optimizando no solo los costos, sino la energía y la huella de carbono de sus procesos. Todo esto brinda un impacto positivo al ambiente”, asegura Alfredo.

Alfredo Prince, Director Comercial de Braskem Idesa; y la licenciada Sandra Moreno, gerente general de Citrulsa de México.

Alfredo Prince, Director Comercial de Braskem Idesa; y la licenciada Sandra Moreno, gerente general de Citrulsa de México.

En este momento, la primera aplicación de la resina PCR ya se encuentra en el mercado. El fabricante de envases Citrulsa de México produce botellas para envasar productos de cuidado personal de importantes marcas con el nuevo material.

“La experiencia con Citrulsa ha sido muy positiva, podemos decir que es un sueño hecho realidad. Hoy el producto se encuentra en los anaqueles y nosotros seguimos avanzando. Trabajamos para mejorar conjuntamente esa relación y buscar otros productos en los que también podamos incorporar el PCR”, agregó Prince.

Lo que viene

Prince reconoce que el reciclaje sufrió un impacto negativo por la pandemia, no solo porque se restringió la recolección, sino porque también hubo un cambio en los hábitos de consumo, lo cual forzó a los transformadores a ajustar sus ciclos de producción para satisfacer la nueva demanda de sus clientes y dejar el reciclado, temporalmente, en un segundo plano.

No obstante, y pese a que desde mediados de julio empezó a reactivarse la conversación en torno a la sustentabilidad, este alto en el camino le ha servido a la compañía para fortalecer sus procesos de cara al futuro, que presenta grandes expectativas relacionadas con importantes proyectos. Uno de ellos es el desarrollo de una solución de reciclaje mecánico para el contacto con alimentos.

“Esto es algo que nos va a tomar un tiempo; un equipo trabaja en este frente, que es relevante para nosotros. Parte de nuestra estrategia es buscar un reciclado que cuente con certificación FDA y hemos anunciado a nuestros clientes que estamos en ese camino”.

Por otro lado, en Brasil se trabaja en un proyecto de reciclado químico por pirólisis que ya está en la segunda fase. “Un grupo de expertos busca un catalizador que nos ayude a completar esta solución”, puntualiza el director comercial.

CONTENIDO RELACIONADO