28/06/2019 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Cinco áreas de enfoque para diseños de botellas PET

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La Asociación de Recicladores de Plásticos de Estados Unidos resume algunos de los inconvenientes a la hora de reciclar contenedores PET.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La Asociación de Recicladores de Plásticos de Estados Unidos (APR, por su sigla en inglés) presentó cinco temas claves en el diseño de contenedores de tereftalato de polietileno (PET) que pueden afectar su reciclaje.

Según la Asociación, cada una de las áreas de diseño que han identificado tiene el potencial de afectar negativamente la calidad y el valor del PET reciclado o hacer que las botellas se extraigan o se desvíen de la corriente de reciclaje de PET.

Estos riesgos fueron identificados a través de un largo proceso de informes llamado “contenedor de problemas” que la APR comunicó recientemente a las compañías asociadas. Estos son:

  1. Componentes metálicos adheridos al empaque de PET: estos componentes aumentan los costos operativos y la pérdida de rendimiento, son una fuente principal de defectos en productos fabricados con PET reciclado y no se reciclarán si los detectores de metales los retiran de la corriente.
  2. Etiquetas de funda de PETG: estas etiquetas pueden reducir la calidad de rPET (PET reciclado) y aumentar la pérdida de rendimiento, mientras que la cobertura de la botella puede impedir la clasificación de PET.
  3. Etiquetas sensibles a la presión: el adhesivo de cobertura total puede ser difícil de eliminar del PET reciclado, y las tintas y adhesivos pueden ser fuentes de decoloración para el PET.
  4. Capas de barrera: los aditivos y las capas sin PET que proporcionan eliminadores de oxígeno o barreras de CO2 son fuentes de decoloración y defectos en los productos hechos de PET reciclado.
  5. Recipientes moldeados por soplado de PETG (polietilén-tereftalato glicol): el PETG es un copolímero que no es compatible con el PET de calidad de envase de uso común.

Según Steve Alexander, presidente y CEO de la APR, la APR Design Guide for Plastics Recyclability proporciona una dirección clara y recursos para impulsar la innovación continua y la mejora en el diseño de empaques compatibles con el reciclaje.

“Hay un gran impulso en el mercado proveniente de las marcas que quieren asegurarse de que sus botellas de PET sean reciclables y no contribuyan a la degradación de la corriente de reciclaje. Hemos visto mejoras significativas en algunas de estas cinco áreas de enfoque en nuestras compañías miembro y en otras, pero desafiamos a las marcas a hacer más”, comentó.

A su turno, Byron Geiger, director de Operaciones de Indorama Ventures Sustainable Solutions y presidente del comité técnico de PET en la APR manifestó que para los procesadores de material PET postconsumo, las botellas problemáticas presentan desafíos muy reales para sus operaciones en términos de contaminación y pérdida de rendimiento.

“Es una parte clave de la función de la APR educar al mercado sobre los impactos específicos de los contenedores y los componentes relacionados, y garantizar que la compatibilidad con el reciclaje sea un aspecto importante del proceso de diseño del empaque”, indicó.

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos