| 2 MINUTOS DE LECTURA

NGR promueve mejoras en el reciclaje de botella a botella de PET

Para demostrar mejor el proceso LSP (policondensación en estado líquido) y realizar pruebas con los clientes, NGR amplía la planta piloto de PET con una línea adicional.
#sustentabilidad

Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
Línea LSP (policondensación en estado líquido), de Next Generation Recyclingmaschinen GmbH (NGR).

Línea LSP (policondensación en estado líquido), de Next Generation Recyclingmaschinen GmbH (NGR).

Next Generation Recyclingmaschinen GmbH (NGR) ha sido el líder en tecnología LSP (policondensación en estado líquido) durante años. En el proceso ofrecido por NGR, todas las impurezas se eliminan de la masa fundida de PET, que ya se encuentra en la fase líquida hasta tal punto que se cumplen los requisitos necesarios para contacto con alimentos, incluido el grado de botella de agua. El proceso entrega productos que cumplen con la EFSA y la FDA con excelentes resultados, como lo demuestran las pruebas exhaustivas y la certificación.

Dado que la proporción de material reciclado en el envasado de alimentos aumentará de manera significativa, especialmente en el sector de producción de botellas y charolas, las principales compañías dueñas de marcas confían en esta tecnología, según NGR. Así, numerosos proyectos que se han completado y se ejecutan actualmente confirman la eficacia y eficiencia del proceso. Se espera que a mediados de 2021, plantas de procesamiento de PET posconsumo estén operativas en todos los continentes.

En comparación con los sistemas convencionales, la solución de NGR ofrece un proceso de limpieza física eficiente desde el punto de vista energético y, en términos de calidad de la masa fundida, aún mejor. La viscosidad intrínseca (valor iV) se mide y ajusta constantemente al valor objetivo del cliente mediante el control automático de la unidad de vacío. Esto posibilita ajustar con precisión la calidad del material a las especificaciones del producto del cliente, incluidos los más estrictos controles iV, esenciales para la producción posterior.

Para el operador se elimina la producción por lotes, que consume mucho tiempo, y no se requieren procesos adicionales costosos. Por lo tanto, no se requiere la adición de nitrógeno o ayudas de proceso similares para el aumento de iV.

La eficiencia de la tecnología LSP también se demuestra mediante el acoplamiento directo con procesos de producción, como la fabricación de películas, la producción de hilados o la elaboración de preformas para una posterior producción de botellas. Esto elimina un paso de fusión completo y la degradación de iV asociada que resulta de un proceso posterior. La eliminación del proceso de granulación aumenta de nuevo significativamente la eficiencia energética.

Para demostrar mejor el proceso LSP y realizar pruebas con los clientes, NGR amplía la planta piloto de PET con una línea adicional. Por consiguiente, los clientes tienen dos líneas LSP disponibles para fines de pruebas.

CONTENIDO RELACIONADO