Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
Más de la mitad (53 %) de los encuestados actualmente retiran las etiquetas de los envases para hacerlos más reciclables o es probable que lo hagan a futuro.

Más de la mitad (53 %) de los encuestados actualmente retiran las etiquetas de los envases para hacerlos más reciclables o es probable que lo hagan a futuro.

Siete de cada diez mexicanos reconocen un rol decisivo de los consumidores en el reciclaje de plásticos, aunque muy pocos (35 %) entienden el significado de “economía circular”, un concepto clave para avanzar en el reciclaje de plásticos y reducir su impacto en el medio ambiente, reveló el reporte Estado del Reciclaje de Plásticos 2021 de Hi-Cone, proveedor líder de sistemas multienvase de anillos para bebidas y, proveedor de soluciones de empaque para marcas globales de bienes de consumo para la industria global de bebidas tanto de cerveza como de bebidas no alcohólicas.

Para esta segunda edición del informe Estado del Reciclaje de Plásticos, Hi-Cone comisionó a la firma internacional de investigación de mercados y análisis de datos YouGov, que encuestó a más de 5,000 personas en México, Estados Unidos, España y Reino Unido. De los países encuestados, México obtuvo el puntaje más alto (73%) en destacar el papel de los consumidores como factor clave para avanzar en conocimiento y conductas de reciclaje.

En esta entrega del informe se amplió la investigación para determinar la comprensión del público respecto del término economía circular, así como su apoyo a iniciativas de reciclaje; si sus acciones de reciclaje son consistentes con su disposición a realizarlo y la identificación de los grupos que mayor liderazgo deben brindar para incrementar la participación general en el reciclaje.

“Se han logrado avances considerables en la reducción de desperdicios de plástico a través de robustas iniciativas de reciclaje”, señaló Shawn Welch, presidente de Grupo, equipos de embalaje y plataforma de consumibles y vicepresidente interino de Hi-Cone. 

“La información contenida en este reporte nos permitirá trabajar con socios de la industria y la cadena de suministro para avanzar en la transición de la tradicional economía linear –en que los productos usados se convierten en desperdicio– hacia una economía circular, más dinámica y sostenible”, agregó Welch.

Según Welch, como compañía fabricante de envases, quieren asegurarse de comprender las implicaciones necesarias para obtener unas tasas de reciclaje más altas y ayudar a difundir los mensajes en esa dirección. La intención es contribuir a que los consumidores comprendan el término economía circular para incrementar la participación en la eliminación de los residuos plásticos a través de las 3R´s (reutilizar, reducir y reciclar).

En los cuatro países participantes, los encuestados identificaron a un grupo de actores clave (fabricantes de envases, empresas de bienes de consumo, el gobierno y los propios consumidores) como los principales responsables de brindar recursos y soluciones eficaces para el reciclaje de plásticos. Los consumidores también indicaron una responsabilidad compartida entre estos grupos para expandir el conocimiento e influir en el comportamiento hacia el logro de una economía circular.

“Hay mucha actividad hacia las prohibiciones de ciertos productos, y nosotros no creemos que esa sea la mejor ruta. Nosotros creemos que al manejar los residuos al final de su vida útil, reciclándolo, reutilizándolos y recuperándolos, se le agrega valor a estos materiales en beneficio de la sociedad”, comentó el directivo.

Mayor educación e infraestructura para reciclaje

La necesidad de educación continua y un mayor acceso a programas e instalaciones de reciclaje surgieron como temas centrales del estudio. A pesar de la falta de comprensión sobre el concepto de economía circular, la mayoría de los encuestados indicó comportamientos personales que se alineaban con los objetivos del término. Más de la mitad (61 %) indican que reciclan tres cuartas partes de sus desechos plásticos.

Si bien ya existen algunas iniciativas dentro de la economía circular que permiten reducir los residuos plásticos y promover la sostenibilidad en la fabricación, producción y consumo, en México, tres cuartas partes de los encuestados (75 %) creen que se necesitan más contenedores de reciclaje en espacios públicos y el 72 % sugieren la necesidad de contar con más centros de reciclaje.

Según el estudio, los consumidores en México indican que el 30 % recicla el 75 % o más de sus residuos plásticos; sin embargo, todavía hay obstáculos de reciclaje por superar, ya que solo el 12 % recicla todos sus residuos plásticos.

Entre los principales retos para incrementar las tasas de reciclaje, Shawn Welch se refiere a la falta de infraestructura.

“La infraestructura se ve limitada porque no hemos valorizado suficientemente el material. Cuando se crea una conciencia del valor del material y se desarrolla un mercado, la infraestructura se va a construir por sí misma para apoyar ese proceso. Esto lo estamos viendo con la incorporación de material reciclado posconsumo.  Es más difícil de obtener un material reciclado que un material virgen. En la medida en que exista una mayor demanda de material reciclado posconsumo, veremos que habrá más recicladores que lo provean. Así mismo, algunas veces hay que entender que su valor puede ser superior al virgen porque brindan un mayor valor al consumidor. Por esta razón, estamos lanzando a escala global un producto que tiene 55% de material reciclado posconsumo. Para hacerlo posible hemos trabajado con una serie de aliados que nos van a permitir recuperar el plástico para integrarlo a nuestras materias primas”.

Consciente de este tema, Hi-Cone ha logrado avances considerables en su propia ruta hacia la sostenibilidad. Entre ellos se encuentran la formación de varias alianzas entre industrias, incluida una asociación para reciclaje con TerraCycle, en el Reino Unido, con Avangard Innovative en los Estados Unidos, y el lanzamiento de su producto RingCycles, anillos para envases de bebidas elaborados con más de 50% de contenido reciclado posconsumo (PCR, por sus siglas en inglés), que reduce en más de la mitad el uso de plástico virgen por parte de la empresa.

Actualmente, Hi-Cone se encuentra evaluando opciones para iniciar un programa de reciclaje en México, para procurar aliados locales que le provean materiales reciclados (PEBD – LDPE) posconsumo para la producción de su planta en Tlanepantla, Estado de México.

“En Hi-Cone mantenemos el compromiso de ofrecer soluciones de empaque que contribuyan a una economía más circular y mantener nuestros productos alejados de los flujos de desechos y del ambiente.  Continuaremos invirtiendo en programas de reciclaje para una mayor participación de los consumidores. Sabemos que existe la oportunidad para capturar un mayor porcentaje de materiales de bienes usados y regresarlos a los procesos de producción donde puedan comenzar una segunda vida útil”, finalizó Shawn Welch.

Hi-Cone es el proveedor líder de multipackaging sostenible para la industria global de bebidas tanto de cerveza como de bebidas no alcohólicas, proporcionando soluciones de empaque sostenibles para las principales empresas de bienes de consumo envasados (CPG, Consumer Package Good). Hi-Cone se ha fijado el ambicioso objetivo de poder ofrecer una alternativa 100% reciclable, biodegradable o compostable para el año 2025. La compañía es consciente de que no puede hacerlo sola, necesita trabajar en colaboración con los consumidores, los gobiernos y la industria para satisfacer el deseo de los consumidores de reducir su uso de plástico y cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU para 2030.

Su objetivo es contribuir en la educación de los consumidores acerca de cómo reducir el consumo de plástico y cómo reciclar para lograr el máximo desarrollo de la economía circular; un sistema destinado a eliminar los residuos y el uso continuo de los recursos. La compañía tiene alianzas, tanto con consumidores como con minoristas y expertos de la industria, para asegurar una contribución tangible y de gran impacto en los cambios necesarios para avanzar hacia la economía circular a través de sus continuas innovaciones en el diseño de envases y el desarrollo de materiales.

Hallazgos clave del estudio a nivel global:

  • Solo 31 % de las personas encuestadas están seguros de entender lo que significa el término “economía circular”.
  • Más de la mitad de los encuestados (61 %) dijo que reciclaron tres cuartas partes de sus residuos plásticos. En todos los países, la proporción de participantes que reciclan con relación a los no participantes fue de nueve a uno.
  • Más de las tres cuartas partes de los encuestados (78 %) indicaron que el aumento de instalaciones y/o la orientación los influenciaría positivamente para reciclar con más frecuencia.
  • Menos de una décima parte (9 %) de los participantes del estudio recogen y transportan regularmente materiales a una instalación de recolección, en tanto que un número significativamente mayor (44%) indica que es probable que lo haga en el futuro en beneficio del medio ambiente.
  • Más de la mitad (53 %) de los encuestados actualmente retiran las etiquetas de los envases para hacerlos más reciclables o es probable que lo hagan a futuro.
  • Un número alentador (52 %) ya envía materiales a los centros de reciclaje por medio del correo o sería probable que lo hicieran a futuro.
  • El porcentaje más alto de participantes que ya toman medidas es el de mantener una composta en casa (11 %), mientras que el (32 %) declara que es probable que lo haga en el futuro.

CONTENIDO RELACIONADO

  • Tips básicos para rutinas en moldeo por inyección

    Sugerencias sencillas para el paro-arranque de una máquina de inyección y, para el montaje-desmontaje de los moldes.

  • Cinco problemas comunes en moldeo por estirado-soplado de PET

    He aquí una guía rápida para resolver cinco problemas recurrentes en el procesamiento de botellas de PET. Cómo lograr la mejor distribución de la pared en una botella PET y cuatro temas más.

  • Unicel reciclado como negocio

    La supuesta dificultad para reciclar el EPS, también conocido como Unicel, le ha valido a este material presiones de tipo ambiental a escala global. Sin embargo en México, un próspero negocio de fabricación de marcos y molduras, convierte estos desechos en materia prima, y demuestra con creces que el EPS sí se puede reciclar.