Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
La planta de Lahnstein, Alemania, es una de las instalaciones de reciclaje mecánico más avanzadas en lo que respecta a residuos poliméricos postconsumo.

La planta de Lahnstein, Alemania, es una de las instalaciones de reciclaje mecánico más avanzadas en lo que respecta a residuos poliméricos postconsumo.
Crédito: Borealis y TOMRA.

Borealis y TOMRA anunciaron el inicio operativo de su planta de demostración de reciclaje mecánico avanzado en Lahnstein, Alemania.

“Esta planta encarna los principios de la plataforma EverMinds, fundada por Borealis, que busca innovar la circularidad de los plásticos a través de la colaboración”, dice Lucrèce Foufopoulos, vicepresidente ejecutivo de Poliolefinas, Innovación y Tecnología y Soluciones de Economía Circular de Borealis.

“Ofrecer a los propietarios de marcas y convertidores material reciclado de la mejor calidad, adecuado para su uso en aplicaciones muy exigentes es la última contribución de Borealis a una economía más circular de los plásticos. La vida exige progreso y, a través de la colaboración, reinventamos para una vida más sostenible”, agregó.

La planta de última generación procesa residuos plásticos tanto rígidos como flexibles de los hogares. Según estas dos compañías, a diferencia de otras plantas de reciclaje actuales, producirá las soluciones necesarias para su uso en aplicaciones de plástico de alta exigencia en diversas industrias, incluidas la automotriz y los productos de consumo.

Con alta pureza, bajo olor, alta consistencia del producto y fracciones de color claro, estos polímeros reciclados de grado Borcycle M cumplirán con los requisitos de calidad del cliente en toda la cadena de valor.

El propósito de esta planta de demostración es generar material para que los propietarios de marcas y los convertidores califiquen, validen y prueben que son aptos para su uso en sus aplicaciones altamente exigentes. El éxito técnico sentará las bases para una planta de reciclaje avanzada a escala comercial.

 “Esta planta es solo el comienzo de lo que es posible cuando los actores clave de la cadena de valor se unen para generar un impacto verdaderamente significativo en el mercado”, dice Volker Rehrmann, vicepresidente ejecutivo y director de economía circular de TOMRA.

“Habiendo lanzado la nueva División de Economía Circular, está claro el papel importante que tienen la gestión de residuos y proyectos fundamentales como este para avanzar hacia un futuro sostenible. Estamos orgullosos de haber iniciado una de las plantas de reciclaje mecánico más avanzadas en lo que respecta a los residuos de polímeros posconsumo. Esto se convertirá en un habilitador importante a medida que aceleramos la transformación hacia una economía circular en los próximos años, y estamos entusiasmados de ser parte de este proyecto pionero”, añadió.

La operación de la planta es una empresa conjunta entre Borealis, TOMRA y Zimmermann. Borealis es responsable del éxito comercial de la planta y aporta su experiencia y conocimiento en innovación, reciclaje y composición. Del mismo modo, TOMRA contribuye como proveedor de soluciones basadas en tecnología y aporta su experiencia probada, procesos establecidos y conocimiento del mercado, que, a su vez, permiten la economía circular a través de sistemas avanzados de recolección y clasificación. Zimmermann es una empresa de gestión de residuos con experiencia en la clasificación de múltiples tipos de residuos, incluidos los plásticos, y es responsable del éxito de las operaciones de la planta y de la calidad del producto.

CONTENIDO RELACIONADO