| 1 MINUTOS DE LECTURA

Covestro convierte CO2 en espumas de poliuretano para la industria automotriz

Con este material desarrollado por Covestro y que utiliza dióxido de carbono en lugar de petróleo, la compañía suiza FoamPartner desarrolla espumas de poliuretano con el nombre de OBoNature.
#tpe

Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
Los polioles de CO2 de este material de Covestro también son empleados en varias aplicaciones, incluso para adhesivos especiales para las capas interiores de pisos deportivos.

Los polioles de CO2 de este material de Covestro también son empleados en varias aplicaciones, incluso para adhesivos especiales para las capas interiores de pisos deportivos. Crédito: Covestro.

Además de colchones, pisos deportivos y fibras textiles, Covestro abrió otra área de aplicación para el uso del CO2 en la producción de plásticos: espumas de poliuretano para la industria automotriz. A través de este material que utiliza dióxido de carbono en lugar de petróleo, la compañía suiza FoamPartner emplea las espumas para la fabricación de interiores automotrices.

“Estamos dando otro paso importante hacia el uso del dióxido de carbono como una materia prima alternativa en la industria química en una escala aún más amplia, con ello nos encontramos acelerando la transformación hacia una economía circular”, afirmó Sucheta Govil, Directora Comercial de Covestro.

Las espumas sustentables que FoamPartner comercializará en el futuro como una nueva serie de productos bajo el nombre OBoNature serán laminadas con un textil en un siguiente paso y, por consiguiente, utilizadas en el interior de los vehículos. Se procesarán principalmente para techos, pero también en paneles de puertas y descansabrazos, así como en fundas para asientos automotrices.

Además del ahorro de recursos en su producción, dichas espumas de bajas emisiones se caracterizan por tener una vida útil más prolongada, con mayor resistencia del material, lo que permite el ahorro de costos, tanto en materiales, como en la fabricación.

Desde 2016, Covestro ha logrado convertir el CO2 en una materia prima útil y valiosa en la producción de plásticos, logrando su introducción en la fabricación de polioles, que son componentes de la espuma de poliuretano utilizada en colchones y muebles, sustituyendo en un 20 % el uso del petróleo como materia prima, contribuyendo así a la conservación de recursos. Una vez que el carbono contenido en el CO2 es reciclado, el nuevo proceso también apoya la economía circular.

Los polioles de CO2 de este innovador material también son empleados en varias aplicaciones, incluso para adhesivos especiales para las capas interiores de pisos deportivos. En otro proyecto de investigación también fue posible producir fibras textiles elásticas a base de dicha materia prima, reemplazando las fibras elásticas convencionales a base de crudo, por lo que, la compañía colabora con varios fabricantes textiles para llevar la producción a una escala industrial.

CONTENIDO RELACIONADO