Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Durante 2020, el confinamiento en los hogares y el trabajo en casa generado por la pandemia del coronavirus en México redujo hasta 40 por ciento las ventas de agua embotellada de marcas como Bonafont de Danone, Ciel de Coca-Cola y e-Pura de PepsiCo, aunque se incrementó la demanda de garrafones y de sistemas de purificación.

“La venta de botellitas llegó a disminuir hasta un 40 por ciento debido a que todas las personas que las consumen son los que estaban en la calle, oficinistas, los niños, gimnasios, los restaurantes, todo lo que se cerró, y aumentó el canal de ruta-hogar 10 por ciento y los de autollenado 20 por ciento”, señaló Gabriel Alcalá, director general de la Asociación Nacional de Productores y Distribuidores de Agua Purificada (Anpdapac) al periódico El Financiero.

El año pasado, la embotelladora Coca-Cola Femsa (KOF) reportó en México una caída de 26 por ciento en su volumen de venta de botellas de agua de menos de 5 litros, Danone informó que su categoría de agua se contrajo 16.8 por ciento, Arca Continental registró una baja de 5.9 por ciento y Cultiba una disminución de 3.8 por ciento.

De manera contraria, los garrafones de agua han tenido una mayor demanda. La compañía de mejor desempeño fue Arca Continental con un alza de 1.6 por ciento anual, seguido de la emisora KOF que incrementó 0.5 por ciento anual sus ventas. En tanto, Cultiba cayó 3.2 por ciento anual a 743.1 millones de garrafones.

Los crecimientos en la demanda de garrafones de estas empresas son marginales respecto al incremento del 60 por ciento en ingresos que tuvo la franquicia Agua Inmaculada que cuenta con 11 mil puntos de venta y cuyo costo es más económico, frente a su competencia.

Preferencia por marcas más económicas

“El comportamiento del mercado, con justa razón, se modificó en algunos productos, la gente buscaba genéricos o de marca más económicas y en el caso del agua purificada no fue la excepción, optaron por una opción más económica como es nuestro caso y el incremento de ventas nos llevaba a maximizar la producción de plantas purificadoras”, compartió José Alfonso Cruz.

De acuerdo con NielsenIQ, 59 por ciento de los mexicanos afirma que debido a que estará vigilando sus gastos cambiará a la opción de menor precio entre sus marcas y productos preferidos para ahorrar dinero.

José Alfonso Cruz, gerente comercial de Agua Inmaculada explicó que muchos consumidores usaron sus máquinas vending para comprar agua en garrafón y otros optaron por la entrega a domicilio para evitar aglomeraciones.

Para esta temporada de calor se espera que la venta de garrafones de agua despunte 25 por ciento respecto al invierno, estimó la Anpdapac.

En 2020, entre las 16 mil plantas purificadoras que hay a nivel nacional y las embotelladoras de agua sumaron ventas por 20,652 millones de pesos, 6.4 por ciento más que en 2019, revelan datos del INEGI.

Sistemas de purificación van en aumento

De acuerdo con el reporte de El Financiero, el año pasado, la línea de purificación de agua Bebbia, de Rotoplas duplicó su número de clientes frente al 2019, al alcanzar más de 44 mil 500 unidades instaladas.

“El segundo trimestre del año pasado sí hubo una aceleración, creemos que, derivado un poco de los nuevos hábitos de consumo, no hubo un solo mes del año pasado que tuviéramos menos suscripciones que el mes anterior”, dijo Juan Pablo Fonseca, vicepresidente de la división de servicios de Rotoplas.

Los crecimientos mensuales rondaron el 10 por ciento, el mejor mes fue noviembre con 20 por ciento, apoyado en una estrategia de descuentos por el Buen Fin. Las ciudades de mayor demanda han sido Ciudad de México, Monterrey, Cancún, León y Saltillo.

“Estamos creciendo arriba del ritmo que esperábamos, la meta de suscripciones que teníamos se ha incrementado sustancialmente para los siguientes cuatro años”, reveló Fonseca.

CONTENIDO RELACIONADO