| 3 MINUTOS DE LECTURA

El reciclaje de autopartes gana terreno

Nuevas tecnologías e iniciativas que permitirían hacer más eficiente el reciclaje de componentes automotrices están sobre la mesa.
#sustentabilidad

Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Hay cierta expectativa en estos días en el campo del reciclaje de plásticos automotrices. En semanas anteriores llamó la atención que MBA Polymers www.mbapolymers.com, líder mundial en la producción de plásticos reciclados posconsumo a partir de bienes durables que han terminado su ciclo de vida, está iniciando lo que parece ser la primera producción de pellets de PC/ABS derivados de RAEE triturados (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos).

No obstante, hay que destacar que esta empresa es reconocida por su planta en Worksop, Reino Unido, que acaba de cumplir cinco años en funcionamiento, y que es, según la compañía, la instalación más grande y más avanzada del mundo (con capacidad de producción anual de hasta 176 millones de lb) para la recuperación de plástico y hule de componentes automotores. Sus procesos patentados, según sus informes, utilizan menos del 20% de la energía necesaria para producir resinas vírgenes.

Así mismo, han surgido otras noticias recientes relacionadas con el tema. Las investigaciones para hacer más eficientes los procesos de reciclaje de autopartes continúan. El centro técnico y de ingeniería PulverMetallurgische Kompetenz-Centrum Thale (PMC), ubicado en Alemania, y reconocido a nivel mundial por su experiencia en la metalurgia de polvos, está expandiendo su alcance para reciclar desechos plásticos automotrices en material de alta calidad.

Cada mes, Volkswagen, uno de sus socios, trae a la "fábrica experimental” dos o tres contenedores de residuos plásticos, según Thomas Kock, director de PMC. El ejecutivo afirma que la tecnología utilizada es innovadora, y señala que este granulado se puede utilizar otra vez sin una disminución en la calidad, en comparación con la mayoría de los plásticos que son térmicamente reciclados, lo que causa una reducción en la calidad del material.

Un equipo, dirigido por el inventor Jorg Beckmann, desarrolló nuevos procedimientos de procesamiento en PMC, con los que supuestamente es posible por primera vez añadir residuos plásticos a recetas totalmente nuevas. El año pasado, este invento patentado recibió el premio Hugo Junkers de investigación e innovación.  El corazón de esta invención es el proceso de separación, mediante el cual se han logrado separar entre sí PP, PUR y PVC.

Los gránulos son de colores diversos: negro, blanco, azul, dependiendo del producto inicial o son coloreados antes de que se conviertan en nuevas piezas inyectadas. Además de la tecnología de separación patentada, nuevos sistemas de pruebas y de medición han avanzado con esta investigación, confirmando la alta calidad de los plásticos automotrices reciclados resultantes.

Finalmente, la Asociación de la Industria Plástica de Estados Unidos (SPI, sigla en inglés) publicó en Estados Unidos su nuevo informe, Reciclaje automotriz: lo devaluado está ahora revaluado (Automotive Recycling: Devalued is now Revalued), que además de destacar el uso innovador de contenido reciclado y los logros del plan de residuos cero en fabricación, promueve un mayor reciclaje de las piezas automotrices plásticas. Al mismo tiempo, SPI destacó que aunque el reciclaje automotriz es líder sobre otras industrias, con 95% de los automóviles reciclados al final de su vida útil, particularmente el reciclaje de materiales plásticos en automóviles está en sus comienzos.

"Hay una oportunidad para los plásticos reciclados en el sector automotor, y estamos esperando combinar aprendizajes claves de todos los miembros de la cadena de suministro para entender mejor cómo promover el reciclaje en la industria automotriz", dijo Kim Holmes, directora senior de reciclaje y reutilización del SPI.

Para ayudar a cerrar el ciclo en plásticos de autopartes, SPI tiene dos proyectos en marcha. En primer lugar, el programa de reconocimiento de cero neto de residuos (ZNW), que ayuda a la industria del plástico en la gestión de residuos en la fabricación, ofreciendo herramientas específicas para evaluar las oportunidades de reducción de residuos y maximizar el desvío al vertedero.

En segundo lugar, los miembros de SPI han comenzado un proyecto colaborativo de investigación para explorar la viabilidad de la recolección y reciclaje de plásticos de vehículos al final de la vida útil y construir un modelo de recuperación de partes completas antes de triturar. El objetivo es determinar la factibilidad de la recuperación hoy frente al rendimiento del material y a la demanda de PP y TPO reciclado. Si tiene éxito, el proyecto servirá como punto de partida para explorar la posibilidad de reciclar plásticos adicionales, mediante la recuperación de piezas completas o materiales ya molidos. 
 

�

Actualmente hay gran expectiva por el impacto del reciclaje de autopartes.

CONTENIDO RELACIONADO