| 2 MINUTOS DE LECTURA

Utilizan impresión 3D de Stratasys para prototipo de un auto de carreras

El equipo de la Fórmula UFSM de Brasil imprimió 25 piezas diferentes para el prototipo de un auto de carreras utilizando la impresora Stratasys Fortus 380.
#impresion3d

Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
Las 25 piezas en 3D fueron creadas para la Universidad Federal de Santa María con la impresora Stratasys Fortus 380.

Las 25 piezas en 3D fueron creadas para la Universidad Federal de Santa María con la impresora Stratasys Fortus 380. Crédito: Comprint.

Stratasys, en alianza con su distribuidora autorizada en Brasil, Comprint, imprimió varias piezas del coche del equipo de automovilismo de la Fórmula UFSM, creado por estudiantes de Ingeniería de la Universidad Federal de Santa María, en Rio Grande do Sul.

El vehículo participará en la Fórmula SAE Brasil, uno de los eventos internacionales de la Fórmula SAE.

Las 25 piezas en 3D fueron creadas con la impresora Stratasys Fortus 380 y han logrado mejorar el desempeño del equipo de Rio Grande do Sul en la competencia. Para ello se ha utilizado el material ASA, que cuenta con una excelente resistencia mecánica y a los rayos UV.

El año pasado, la Fórmula USM también utilizó la tecnología de impresión 3D de Stratasys y logró el tercer lugar de la competencia, en la categoría de coches con motor de combustión, entre más de 40 equipos.

Las 37 impresiones realizadas, contando las unidades de repuestos, tardaron 11 días en estar listas. La mayoría de ellas se utilizan en los sistemas eléctricos y del motor del coche. Por otra parte, han representado una ventaja ergonómica para los cuatro pilotos, quienes ahora utilizan las empuñaduras del volante personalizadas.

“Preparamos un modelo que gustó mucho a los pilotos del prototipo, mejorando el control y el agarre del volante y, como consecuencia, las posibilidades de que el equipo se subiera al podio”, explicó Eugênio Pozzobon, responsable del Subsistema Eléctrico del proyecto.

Otro diferenciador de la tecnología es la practicidad y rapidez del proceso. En el proyecto, algunas piezas fueron diseñadas para ser fabricadas exclusivamente con impresión 3D, ya que otros métodos requerirían mucho tiempo, esfuerzo y un costo excesivamente alto.

“Las empuñaduras del volante son un buen ejemplo de ello. Elaboradas en tan solo unas horas en la impresora 3D, podrían haber tardado hasta dos semanas en fabricarse si se hubieran producido de forma tradicional, y el acabado final no sería tan bueno como el logrado”, comenta Pozzobon, y añadió que, en las pruebas estáticas de la competencia, que evalúa el costo del vehículo, "en ocasiones, los procesos tradicionales son más caros en comparación con la impresión 3D, y perjudican el rendimiento del equipo".

Entre los beneficios y diferenciales que la impresión 3D aporta al proyecto, Felipe Balbom, jefe del Subsistema del Motor en 2019, destaco la reducción de volumen y la facilidad para diseñar piezas más complejas.

“Con la impresión 3D pudimos elevar el nivel técnico del prototipo, aumentar nuestras posibilidades en el campeonato e, incluso, lograr un protagonismo en la presentación del coche ante los jueces, porque al utilizar tecnología de punta, demostramos estar actualizados y en sintonía con los métodos y tendencias de fabricación más recientes”, explicó Balbom.

Debido a la pandemia de Covid-19, las primeras etapas de la competencia se llevarán a cabo en el 2021, pero como el equipo está trabajando a toda velocidad, el coche deberá estar listo para fin de año. 

“La alianza y el apoyo de Stratasys, en este año junto con Comprint, es, una vez más, esencial para el éxito de nuestro prototipo. Los frutos de esta alianza son enormes, y es muy bueno poder contar con lo mejor del mercado en soluciones de manufactura por impresión 3D”, destacó Eugênio.

CONTENIDO RELACIONADO