Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

De acuerdo con datos de un estudio realizado por la compañía de embalaje Smurfit Kappa, durante este año la demanda de vinos envasados en el formato Bag-in-Box se ha disparado entre los consumidores, debido en gran medida a un cambio de comportamiento provocado por la pandemia de COVID-19.

El estudio fue realizado en colaboración con Wine Intelligence y señala que el vino envasado en Bag-in-Box ha atraído a más de 3,7 millones de nuevos consumidores en Francia y Reino Unido en los últimos seis meses.

Los detalles del estudio, recogidos en el portal Food News LATAM, señalan que se analizó el comportamiento de los consumidores de vino de forma mensual en estos dos países, los cuales debido a las restricciones derivadas de la pandemia buscan nuevas formas de entretenimiento en casa.

Francia es actualmente el principal mercado de vino envasado en Bag-in-Box y Reino Unido es uno de los países en los que más rápido está creciendo.

Se dice que Smurfit Kappa es actualmente el líder europeo de soluciones Bag-in-Box.

Se dice que Smurfit Kappa es actualmente el líder europeo de soluciones Bag-in-Box.

Entre las cualidades de este envasado, que los consumidores han señalado, están la facilidad de uso, la comodidad de transporte y la relación calidad-precio. Además, han mencionado su capacidad de conservar el vino hasta 6-8 semanas después de abierto, en comparación con los 2-3 días de una botella de vidrio; así como su menor huella de carbono, que lo convierten en una elección óptima para el consumidor.

El vino envasado en Bag-in-Box cuenta actualmente con cerca de 12 millones de consumidores en Francia y 4 millones en el Reino Unido. Este estudio revela el potencial de crecimiento de los vinos en Bag-in-Box, con más de 4,4 millones de consumidores potenciales dispuestos a comprarlo en el futuro, lo que representa un aumento potencial del 27%.

Thierry Minaud, director ejecutivo de Smurfit Kappa Bag-in-Box, ha valorado los resultados de la encuesta: “El estudio augura un futuro brillante para nuestras soluciones Bag-in-Box con 4,4 millones de consumidores potenciales en los próximos seis meses”.

Bag-in-Box ofrece a las marcas una solución de envasado más sostenible, rentable y fácil de usar que cumple las expectativas actuales de los consumidores. Esto explica su incomparable éxito y su fuerte crecimiento en el mercado”.

El estudio señala, además, que cuatro de cada diez posibles compradores de vino envasado en Bag-in-Box tienen menos de 35 años y que les gustaría encontrar el producto en formatos más pequeños. Entre los compradores habituales de vino en Bag-in-Box, la encuesta indica que el formato de tres litros es el preferido.

Smurfit Kappa es actualmente el líder europeo de soluciones Bag-in-Box y su grifo Vitop es el número uno mundial entre los envases de vino.

Temas relacionados

CONTENIDO RELACIONADO