• PT Youtube
  • PT Facebook
  • PT Twitter
  • PT LinkedIn
26/07/2019 | 2 MINUTOS DE LECTURA

“Reciclaje con propósito” de PepsiCo llega a Perú

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

PepsiCo eligió a Perú como el primer país de Latinoamérica para implementar su programa “Reciclaje con propósito”, un modelo de Economía Circular que incluye a los consumidores, recolectores y recicladores locales.

A principios de este año, PepsiCo Latinoamérica lanzó el programa “Reciclaje con Propósito”, y Perú se ha convertido en el primer país en implementarlo.

Se trata de un modelo de Economía Circular para América Latina basado en la participación y educación del consumidor, el reciclaje inclusivo y el fortalecimiento de la industria local de reciclaje.

Al respecto, Luis Montoya, presidente de PepsiCo Bebidas Latinoamérica señaló que “PepsioCo quiere ser parte de la solución y trabajará continuamente para construir un mundo donde los plásticos nunca se conviertan en desechos (...) pero reconocemos que solos no podemos, por eso es imperativo que logremos que el consumidor participe para aumentar la recolección de materiales, así como incrementar las tasas de reciclaje”.

El primer componente de la plataforma es un innovador programa de participación, que a través de una alianza con “ecoins”, permitirá a los consumidores en Perú obtener descuentos en una variedad de productos y servicios, incluyendo marcas PepsiCo, a cambio de la recolección de materiales reciclables como el PET.

Una vez que se encuentre completamente desplegada, la plataforma buscará llegar a 1 millón de personas para promover la conciencia del reciclaje durante su primer año de operación en toda la región.

Recicladores y recolectores capacitados

El segundo componente de la plataforma es la inclusión de recicladores de base como parte integral del modelo de Economía Circular. En este sentido, PepsiCo Latinoamérica tiene una larga historia de alianza con la ONG Ciudad Saludable, un catalizador del ecosistema de reciclaje en Perú.

Con el apoyo de PepsiCo, Ciudad Saludable ha capacitado desde 2008 a 3,162 recicladores comunitarios y 210 trabajadores públicos, suministrando también a 22 municipios acceso a herramientas de gestión ambiental. En ese período, se formalizaron 2,360 recicladores de base y 48 asociaciones de reciclaje, lo que les permitió integrarse a los sistemas de gestión de desechos municipales.

Por su parte, la Fundación PepsiCo anunció una donación de USD 2 millones a Ciudad Saludable para apoyar la inclusión de mil recicladores de base en las rutas de recolección de reciclaje en ocho países: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Guatemala, Jamaica, México y Perú.

También se espera que el programa beneficie indirectamente a 800 mil personas a nivel comunitario con mejores servicios de reciclaje, y que logre recolectar 6 mil toneladas de materiales reciclables por año a lo largo de la región.

Colaboración con la industria local del reciclaje

El tercer componente de “Reciclaje con Propósito” se enfoca en trabajar con la industria local de reciclaje para fortalecer el sistema de reciclaje y aumentar la disponibilidad de materiales reciclados.

Para 2021, PepsiCo espera que este programa esté operando en 10 países de América Latina, incluyendo Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Panamá, Perú, Guatemala y Jamaica.

PepsiCo estima que en su primer año de operaciones, ecoins tendrá 300.000 cuentas y proporcionará información sobre reciclaje a casi un millón de personas en la región. Además, a través de la donación a Ciudad Saludable, al menos 1.000 recicladores de base se integrarán al modelo de Economía Circular para 2021.

CONTENIDO RELACIONADO

  • La nueva economía del plástico

    Según un informe presentado en el Foro Económico Mundial, el plástico se ha convertido en el caballo de batalla de la economía moderna. Cambiar su modelo, de lineal a circular, es la clave para lidiar con las presiones y catapultar aún más a la industria.

  • Unicel reciclado como negocio

    La supuesta dificultad para reciclar el EPS, también conocido como Unicel, le ha valido a este material presiones de tipo ambiental a escala global. Sin embargo en México, un próspero negocio de fabricación de marcos y molduras, convierte estos desechos en materia prima, y demuestra con creces que el EPS sí se puede reciclar.

  • En reciclaje, la tecnología hace la diferencia: Arpema Plásticos

    La demanda de materiales recuperados va en aumento, pero paradójicamente la disponibilidad de desechos o desperdicios post industriales limpios y adecuados para reciclar es cada vez más compleja. Arpema Plásticos le ha apostado a la tecnología como su principal estrategia para procesar desperdicios plásticos con cierto porcentaje de contaminación y producir pellets de alta calidad.


Temas relacionados