Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
Quezni Domínguez, asesora tecnológica empresarial en el sector de plásticos en la Fundación México - Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC)

Quezni Domínguez, asesora tecnológica empresarial en el sector de plásticos en la Fundación México - Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC).

Para que una empresa de transformación de plásticos sea exitosa, se requieren muchos elementos. Tan importante como la inversión, la tecnología y el conocimiento técnico, está la visión de negocio y la capacidad de aprovechar los recursos a disposición para alcanzar un enfoque en innovación, atender mercados especializados o agregar valor a la operación.

Quezni Domínguez es asesora tecnológica empresarial en el sector de plásticos en la Fundación México - Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC). Desde este rol, su función es convertirse en un ente articulador entre las empresas del sector y su entorno para que ganen relevancia en la cadena de valor, mediante el mejoramiento en productividad y competitividad. Parte de su trabajo es traer metodologías que emplean pequeñas y medianas empresas de Estados Unidos y Canadá, y adaptarlas para empresas mexicanas. El objetivo es orientar a compañías locales en temas de capacitación, consultoría y vinculación estratégica, para que lleven a cabo sus proyectos.

Quezni es economista de la UNAM, y luego hizo una maestría en Gestión de la Innovación en la Tecnología, en la Universidad de Sussex, en Inglaterra. Tuvo también formación en Japón, con un curso técnico sobre calidad y productividad de las empresas japonesas. A partir de allí, comenzó a inclinarse por la gestión de la innovación y tras su vinculación con FUMEC, hace unos diez años, entró de lleno al sector de plásticos. “Si bien mi papel no es técnico propiamente, me enfoco en ayudarles a las empresas en temas de negocio, de mejora de procesos, de planeación estratégica y en cómo sistematizar la innovación o desarrollar nuevos productos”.

FUMEC maneja sus proyectos de manera anual regularmente, en los cuales vinculan entre 15 y 50 empresas, de sectores especializados, entre ellos el de plásticos, para que una red de consultores pueda trabajar con ellas en diversas áreas.

“Recorremos un camino con ellas para que logren lo que se proponen, que puede ser obtener una certificación, llevar a cabo proyectos de desarrollo tecnológico vinculados con algún aliado estratégico, proteger un desarrollo con una patente, planear un modelo de utilidad o proyectar el relevo generacional en una empresa familiar. En cada ciclo es una gran satisfacción ver cómo las empresas pueden llegar a lo que están buscando o construir las bases para iniciar el proceso. Conocemos muchas empresas que empezaron siendo muy pequeñitas, y ahora tienen cierto grado de madurez, que les permite tener procesos más robustos e inclusive algunos hasta automatizados”.

Según la experta, aunque no es posible mencionar los nombres de las compañías por temas de confidencialidad de los proyectos, sí destaca que tienen casos puntuales de empresas que han dado un brinco tecnológico para migrar a nichos de mayor valor agregado, como puede ser el automotriz o el de alimentos, con exigencias muy particulares.

Quezni menciona, que los retos para lograr que las empresas se decidan por iniciar estos procesos apuntan en varias direcciones. Sin duda, el tema de la tecnología puede ser una barrera, pero también está cómo  hacer negocios en otras latitudes y , adaptarse a otras idiosincrasias.

Actualmente, varios de los proyectos en los que trabaja están relacionados con la digitalización de las empresas, así como con su internacionalización.

“El futuro ya nos alcanzó y esto de la Industria 4.0 ha sido un parteaguas para toda la industria. Ahora es muy importante que las empresas con las que colaboramos puedan incursionar en alguna de estas tecnologías, para que puedan dar un cambio radical a sus procesos de producción y se inserten de una mejor manera en la cadena de valor”.

Un aspecto que destaca Quezni Domínguez de sus años de experiencia como consultora de empresas de plástico es conocer gente valiosa, que no solo trabaja por su empresa sino por su región o por su país. “Es fascinante ver cómo los empresarios tienen tantas ideas e iniciativas. Es todo un despliegue constante de creatividad, pero a veces deben dar la lucha contracorriente ya sea por el entorno, por complicaciones con los insumos, por recursos económicos y hasta por temas políticos, pero siempre dan lo mejor de sí para que sus productos sean cada vez mejores y para que la gente que colabora con ellos tenga una fuente de ingresos. Es admirable ver en acción el espíritu emprendedor, creativo y visionario  de muchos de ellos”.

Para el sector de plásticos, la asesora tecnológica empresarial de FUMEC augura un gran potencial de nuevas aplicaciones en campos de alto valor agregado. “La pandemia abre grandes oportunidades para que las empresas se vuelquen a la fabricación de productos para el sector salud, pero también en automotriz, en aeronáutica, en construcción, en desarrollar mejores empaques y en diseño de productos. Las  oportunidades para el sector son muy grandes, la clave está en prepararse para aprovecharlas cuando es el momento”.

Consulte otros perfiles que también hacen parte de este especial:

Cómo aportar al mundo desde el moldeo de plásticos: Sandra Moreno, gerente general de Citrulsa de México.

Un paso adelante en la innovación con materiales plásticos: Evelyn Hernández, especialista en desarrollo de negocios de Braskem Idesa.

Una mirada técnica y científica a los desechos plásticos: Alethia Vázquez Morillas, líder grupo de investigación en la UAM.

Cultivar el conocimiento sobre los plásticos desde la investigación y la educación:  Odilia Pérez Camacho, investigadora titular del CIQA.

Comunicación y divulgación a favor del reciclaje: Romina Dávila, directora de operaciones y programas de ECOCE.

En la primera línea de defensa de los plásticos: Andrea Cabrera, consultora externa de Dart de México.

Cómo llevar la transformación de plásticos al siguiente nivel: Quezni Domínguez, asesora tecnológica empresarial en el sector de plásticos en FUMEC.

En la apuesta por la recuperación de la industria aeroespacial: Claire Barnouin,  directora ejecutiva del Clúster Aeroespacial de Nuevo León.

Apoyo a la industria local de moldes desde la proveeduría de componentes: Daniela Calderón, directora general de Hasco México.

En la búsqueda de nuevas estrategias digitales para la proveeduría de maquinaria: Adriana Sosa, gerente de marketing de Plastec USA.

Ventas con pasión para una industria que no se detiene: Xochitl Pérez, gerente de ventas en Distribuidora Don Ramis (DDR).